¿Cuánto vale Airbnb?

por Gonzalo Javier Bardin - 12-Jun-2016

Airbnb es un mercado comunitario para publicar y reservar viviendas en todo el mundo. Fue fundada en el 2008 con sede en San Francisco, California y cubre unas 2 millones de propiedades en 192 países y en 33 mil ciudades. Desde su creación en noviembre de 2008 hasta junio de 2012 se realizaron 10 millones de reservas.

Esta firma, que se autodefine como una plataforma de alquileres para viajeros de todo el mundo, está inserta en el modelo de la  economía colaborativa, un concepto que tiene por objetivo asignarle un valor extra a un bien o servicio disponible que no se este usando.

¿Dónde está la veta económica de la empresa?

El negocio de Airbnb es básicamente el de comisionista. El  alquiler de las viviendas se hace entre particulares, y la empresa sólo pone a disposición una herramienta tecnológica (plataforma web o aplicación) para que puedan ponerse en contacto de manera tal que les de seguridad, y les permita hacer la transacción.

Airbnb cobra a ambas partes por el uso de esa tecnología, con la restricción de que un mínimo del 85% del importe queda en manos de esos particulares. De esta manera la compañía cobra una comisión del 3% del importe del alquiler al propietario que alquila y otra de entre un 6% y un 12% al viajero en función de la duración de la estancia.

Captura de pantalla 2016-06-09 a las 2.51.26 p.m.

En el 2013 la compañía logró recaudar 250 millones de dólares, mientras que en el 2014 obtuvo 900 millones de dólares, más de tres veces que el año anterior. Sin embargo, presentó una pérdida operativa de 150 millones de dólares. En el 2014 Airbnb logró cerrar una de las mayores rondas de captación de financiación de la historia. Fondos de inversión asiáticos y estadounidenses inyectaron 1.500 millones de dólares a la plataforma de alquiler turístico online en una operación que supuso valorar la compañía en 25.500 millones dólares.

Según Dow Jones VentureSource, Uber en una sola ronda logró captar 2.800 millones de dólares hace unos meses y el gigante chino del comercio electrónico Alibaba consiguió 1.600 millones en 2011.

Para tomar conciencia de lo estratosférico de esta cifra, hay que tener en cuenta que Airbnb tendría una valoración superior a la capitalización bursátil de 29 de las 35 acciones que integran el Ibex.  Y, en paralelo, la compañía valdría más que enormes grupos hoteleros como Marriott, Starwood, Wyndham e incluso que el gigante Hilton.

Captura de pantalla 2016-06-09 a las 12.34.43 p.m.

A su vez, la compañía se ubica entre los grupos empresariales que no cotizan de mayor valoración, por detrás de Uber y Xiaomi (fabricante de teléfonos chino).

Veamos ahora algunos datos sobre el negocio, extraídos de un estudio realizado por LearnAirBNB en donde se analizar más de 400 mil alojamientos ofrecidos:

  • El promedio de ocupación es del 17,1%, lo que está bien por debajo del promedio de la industria hotelera. En el caso de las habitaciones privadas, la cifra es peor: un poco por encima del 12%.
  • 76% de los anfitriones ofrece su propiedad, y 80% tiene un único lugar en el listado.
  • 29% de los anfitriones jamás se han hospedado en otra propiedad de AirBNB.
  • Casi el 68% busca obtener un ingreso extra, sin preocuparse por hacer crecer el negocio.
  • 95,7% de los anfitriones le recomiendan a otros que hospeden visitantes en sus propiedades.
  • 76% espera que este año los ingresos sean mejores que en 2015.
  • 42% de los lugares ofrecidos tienen calificaciones de 4,5 estrellas o más.

La mayor parte de los entrevistados en el estudio creen que las regulaciones de las ciudades son el mayor reto que debe enfrentar Airbnb. Muchas de estas normas locales prohiben los alquileres de corto plazo o establecen plazos máximos anuales. La motivación pasa tanto por evitar que las propiedades salgan del mercado de alquileres para residentes y responder al lobby hotelero.

Al igual que Uber, ¿ha tenido problemas Airbnb en llevar a cabo su servicio en alguna parte del mundo?

En España, el sector hotelero ha denunciado que la proliferación de estas ofertas contribuye al encarecimiento de los alquileres en los barrios céntricos de las grandes ciudades, al tiempo que señala la pérdida de impuestos para el Estado por la falta de control fiscal en estos apartamentos y alerta sobre peligros de una actividad no regulada.

Las viviendas de uso turístico se han convertido en un serio rival para el sector hotelero, no sólo por la creciente demanda de alojamientos alternativos sino también por la fuerte diferencia de precios entre hoteles y apartamentos.

Sin embargo, un juez de Madrid ha anulado un decreto de la Comunidad de Madrid que impedía contratar una vivienda de uso turístico por un período inferior a cinco días, una medida que limitaba la actividad de plataformas de alquiler vacacional como Airbnb.

En el mismo sentido, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha criticado en numerosas ocasiones las restricciones contempladas por las regulaciones locales a las viviendas turísticas y también la Comisión Europea se ha pronunciado recientemente en contra de limitar la actividad de servicios de economía colaborativa, como el de transporte de Uber o el de Airbnb.

Si bien es cierto que el turismo en el mundo estará siempre presente, el negocio se sustenta en la confianza y seguridad sobre la página de internet, la cual depende de la disposición que tengan los propietarios. El miedo que se vive en Europa con los últimos atentados puede afectar a la empresa provocando que los propietarios de inmuebles estén más reacios a abrir sus puertas. De todas formas, este tipo de empresas ya son actualidad y no hay manera de impedir que sigan creándose más.

¿Le interesó este artículo? Puede suscribirse a nuestro Newsletter semanal gratuito haciendo click aquí.

La información en este blog pretende ser útil y precisa para sus lectores. Sin embargo notar que no hay garantía de que la información sea precisa o que pueda cambiar de un momento a otro. Por favor notar que las opiniones vertidas en estas notas no constituyen una recomendación de compra o venta de ningún título valor. Quienes escriben estas notas no asumen responsabilidad por potenciales pérdidas que puedan surgir a partir de la lectura de las mismas.

COMENTARIOS