Inversión en obras de arte

por Patricio Sorsaburu - 24-Jul-2016

Para comenzar a abordar este tema les propongo que nos planteemos las siguientes preguntas:

¿Es el arte una buena inversión?

El arte es una buena inversión tanto para los particulares como para las empresas. Es una excelente manera de diversificar las inversiones. Además, es un buen valor de refugio, porque si se compra bien siempre se revaloriza.

Invertir en arte, mas allá del disfrute estético que genera, produce beneficios e imagen positiva para el comprador y ganancias económicas con el paso del tiempo si se realiza una buena compra producto de un adecuado asesoramiento, adicionalmente, nos puede brindar beneficios fiscales.

¿Qué debo tener en cuenta antes de invertir en arte?

Como en cualquier tipo de inversión, lo primero que debe tenerse claro es qué capital se quiere invertir, ya que de esta manera se delimitan las obras a las que se puede acceder.

También se debe decidir qué tipo de riesgo es el que se quiere asumir, debido a que no es lo mismo adquirir obras de artistas jóvenes que de artistas ya consagrados.

Los artistas jóvenes pueden llegar a generar plusvalía, o no, con el paso del tiempo, mientras que un artista consagrado es un valor mucho más seguro y sin riesgos pero asimismo requiere de un desembolso de dinero mayor ya que su obra ya está cotizada dentro del mercado.

La tendencia de las últimas dos décadas

Un informe del banco estadounidense Citibank «El mercado del arte», revela que el mercado de arte mundial ha crecido un 13% anual de manera consecutiva desde el año 2000. Los dos motivos más significativos de esta tendencia son:

- El crecimiento de China como mercado permanente y activo.

- La rentabilidad obtenida por los mejores precios que ha generado un círculo virtuoso.

Si trazamos una comparación, indican desde el Citibank, la inversión en arte se sitúa por encima de la inversión en deuda de mercados emergentes y del de las materias primas en un esquema de ponderación para inversores dispuestos a mantener el 10% o 20% de su riqueza en activos ilíquidos.

Pasados los 40 años, presenta un crecimiento neto (ajustado por la inflación en dólares estadounidenses del 2,4% anual) que supera a muchos de los activos líquidos disponibles en el mercado.

El arte ha dejado de considerarse un mero placer, o un capricho exclusivo para unos pocos. Las pinturas y esculturas son hoy día cotizados objetos pertenecientes a la cultura universal con los que se obtiene una gran rentabilidad a largo plazo.

Desde pequeñas piezas a obras de grandes artistas, el arte nos ofrece infinidad de oportunidades para obtener beneficios económicos.

He aquí unos ejemplos.

Captura de pantalla 2016-07-24 a las 10.59.40 p.m.

 Autor: Raul Conti

 Título: Contemplación

 Técnica: Escultura en Bronce

 Medidas: 0,82 x 0,62 x 0,35 Mts.

Captura de pantalla 2016-07-24 a las 11.00.19 p.m.

Autor: Juan Carlos Castagnino

Título: Pampa - Vuelo - Urbe

Técnica: pintura

¿Le interesó este artículo? Puede suscribirse a nuestro Newsletter semanal gratuito haciendo click aquí.

La información en este blog pretende ser útil y precisa para sus lectores. Sin embargo notar que no hay garantía de que la información sea precisa o que pueda cambiar de un momento a otro. Por favor notar que las opiniones vertidas en estas notas no constituyen una recomendación de compra o venta de ningún título valor. Quienes escriben estas notas no asumen responsabilidad por potenciales pérdidas que puedan surgir a partir de la lectura de las mismas.

COMENTARIOS