Control de precios = faltante de productos

16-jul-2013

El congelamiento de precios de 500 productos, que no variarán hasta octubre, desencadenó en aumentos de otros productos de la canasta básica, acelerando de esta manera la inflación.

El 1º de junio comenzó a regir la iniciativa oficial por la cual las empresas aceptaron congelar los precios al 1º de febrero de 500 productos de la canasta básica sugeridos por la Secretaria de Comercio, dejando vía libre a las empresas para actualizar su lista de precios de los productos excluidos de esa selección.  El Gobierno decidió controlar la iniciativa a través del programa “Mirar para Cuidar”. Si bien en el corto plazo esta medida cumplió con el objetivo de desacelerar la inflación en alimentos y bebidas, en el largo plazo su efecto fue opuesto, ya que a fines de mayo comenzaron los aumentos que se inflation-cartoon1mantuvieron en el mes de junio. De esta manera se perdió más de la mitad de lo que se había ahorrado con la medida del gobierno.

La suba de precios en junio se ubica en un nivel superior al 1,8% (para el INDEC fue del 0,8%), el acumulado interanual es del orden del 23,78%, calculado por el sector privado. Un caso preocupante fue el incremento del principal insumo para la elaboración de pan, la harina, que ascendió un 110% en siete meses. Esto perjudicó de sobremanera a los asalariados de menores recursos, ya que el pan constituye un alimento fundamental en la canasta básica de subsistencia. En el 2006 se acordó entre el gobierno y los industriales panaderos mantener el pan francés a $2,50 el kilo, desde entonces el incremento no cesó y hoy oscila entre los $15 y $18.

Miguel Ángel Calvete, director ejecutivo de la Federación de Supermercados y Asociaciones Chinas de la República Argentina -FESACH-, afirmó que  “se han tomado 500 productos de los cuales 463 no pertenecen al Canasta Elemental Básica. Solamente 37 productos pertenecen a la Canasta Básica Elemental como, por ejemplo, fideos secos, harina y aceite, mientras que tenemos ocho modelos de cepillos de dientes”. Si hacemos referencia a esos productos que si pertenecen a la canasta básica elemental, en el último mes se encontraron en las góndolas de los supermercados faltantes o restricciones para la compra, como es el caso del azúcar, arroz, aceite, entre otros  (ver la nota “Argentina: Desabastecimiento de la canasta básica”, firmada por Roció Chindamo).

Un agravante adicional es la escasez de monedas de baja denominación, como son las de $0,25 y $0,50, que llevó a que comerciantes redondeen los precios en detrimento del consumidor. Actualmente, se fijan muy pocos productos con precios fraccionados y cada vez son más los productos con valores sin centavos.

Las medidas adoptadas por la secretaria de comercio tampoco sirvieron para moderar las expectativas de inflación de los agentes. De acuerdo con la encuesta que lleva a cabo la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), las expectativas de inflación para los meses que siguen se han mantenido en promedio en un nivel superior al 30%, esto tiene incidencia directa en las decisiones de los agentes que intervienen en la economía. Diversos analistas sostienen que las medidas llevadas a cabo por el gobierno no sirven para contener ni resolver las causas reales de la inflación.

La inflación no sólo afecta al bolsillo del consumidor, sino que también afecta negativamente al crecimiento del país. Un dato desalentador: Argentina tiene la inflación más alta de América Latina.

¿Le interesó este artículo? Puede suscribirse a nuestro Newsletter semanal gratuito haciendo click aquí.

Escrito por

avatar

Master en Finanzas, Universidad de San Andrés. Lic. en Economía, Universidad de Buenos Aires


4 Comentarios to “Control de precios = faltante de productos”

  1. avatar Juan dice:

    ¡Basta de diagnósticos, explicaciones y contrastes! Uds (vos), los académicos, los políticos, los asesores, la opsición y el gobierno; deben dar soluciones, estrategias para salir de la crisis, objetivos claros y cuantificables; y lo más importante de todo: herramientas para llegar a estos objetivos! Control de precios = faltante de productos… OK, todos lo sabemos. Ahora, lo que un lector espera (creo) es un título como el siguiente: “Alternativa al control de precios pra administrar la inflación” o bien “Inflación: medidas concretas a mediano plazo y estrategias a largo plazo para su control”. Estamos cansados de que nos cuenten lo que podemos ver habitualmente ¡ y con nada de esfuerzo! Buscamos alternativas, no descripciones… es todo demasiado básico.

    Saludos,

    • avatar Miguel dice:

      Juan, me parece que tu tono demandante y de exigencia no es el más correcto.

      Esto que para vos te parece una obviedad, para mucha gente del gobierno parece no serlo. Y se empecina en políticas que siempre fracasaron (como la del control de precios).

      Para tu sorpresa, hay todavia quienes salen a defender esas políticas torpes a los cuatro vientos. Este es un artículo contrastando esa apología del control de precios, refrendada una vez más por el programa “Mirar para Cuidar”.

      No se si debiéramos hacer recomendaciones de polítca económica, pero ya que lo “exigís”, te la voy a dar:

      Lo que el gobierno debe hacer es DEJAR DE INTERFERIR CON LOS PRECIOS. El resto, se acomodará solo.

    • avatar Eduardo dice:

      Estimado Juan: la inflación no existe; y si existiera, el gobierno ya la hubiera controlado.

  2. avatar Christian dice:

    Excelente nota, muchas gracias!

Deje un comentario

Current ye@r *