La Banca en Bolivia: Estabilidad y Confianza

21-oct-2012

El contexto en el cual se desarrolla el sistema financiero boliviano es peculiar, puesto que se caracteriza por el contraste entre un entorno externo inquietante y lleno de incertidumbre, frente al desempeño sobresaliente de la economía de Bolivia, la cual mantuvo un alto dinamismo, destacando el buen desempeño de la demanda interna, que se ha constituido en el pilar del crecimiento económico, siendo importante el aporte del sistema financiero para la dinamización del consumo y la inversión.

La  inflación al primer semestre registró una tasa acumulada de 1,96% y 4.55% a 12 meses. El tipo de cambio se mantuvo invariable: BOB 6.96/1 USD. En línea con el buen desempeño macroeconómico del primer semestre de 2012, se mantuvo la fortaleza del sistema financiero, plasmada en buenos indicadores de liquidez, solvencia, rentabilidad y calidad de los activos.

Bajo la regulación de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), actualmente operan en Bolivia 12 bancos (9 son comerciales (BCC) y 3 especializados en microfinanzas), 5 fondos financieros privados (FFP), 8 mutuales de ahorro y préstamo (MAP) y 25 cooperativas de ahorro y crédito (CAC). Los bancos especializados en microfinanzas conjuntamente con los fondos financieros privados, componen el Sistema Microfinanciero (EMF).

El Sistema Financiero Boliviano cerró la gestión 2011 con cifras de crecimiento espectaculares respecto al 2010: 22% para las captaciones y 24% para la cartera de créditos.

Al finalizar el primer semestre de la gestión 2012, las captaciones del público alcanzan la cifra de USD 11.580 millones, mostrando un crecimiento de casi 2 veces al registrado en similar periodo de la gestión 2011. El 68.4% del total de los depósitos del sistema de intermediación financiera corresponden a los BCC, el 23% a las EMF, el 4.8% a las CAC y el 3.8% a las MAP.

Al 30 de junio de 2012, las captaciones en MN (moneda nacional: bolivianos) se sitúan en 67.7% del total  de los depósitos, 4 puntos porcentuales mayor al cierre de la gestión pasada, mientras que la participación de depósitos en ME (moneda extranjera: USD) es del 32.3%, inferior a diciembre 2011 (36.2%). Este comportamiento profundiza el proceso de bolivianización de las operaciones del sistema financiero.

La cartera de créditos del sistema de intermediación financiera alcanza a USD 9.272 millones, originado en un crecimiento de USD 772.8 millones. El 59% del total de la cartera de créditos del sistema de intermediación financiera corresponde a la banca comercial (BCC), 30.8% a las entidades especializadas en microfinanzas (EMF), 6% a las cooperativas de ahorro y crédito (CAC) y 4.2% a las mutuales de ahorro y préstamo (MAP).

El índice de mora  (IM) – ratio que  mide la cartera en mora sobre el total de la cartera de créditos- del sistema de intermediación financiera se sitúa en 1.7%,  situándose la mora de las EMF en 0.9%, por debajo del promedio del sistema. (2% en los BCC ,  2.7%  en las MAP y 2.1% en las CAC).

Según  el tipo  de  préstamo, el  microcrédito muestra una mayor participación con 26.5% del total de la cartera de créditos. Le siguen en orden de importancia, PYME con 22.4%, vivienda con 19.5%, créditos empresariales con 19.7%, y de consumo con 12%.

Bolivia continúa ubicándose en el liderazgo mundial en microfinanzas ya que es la segunda del ranking (Perú ocupa el 1er puesto) del Microscopio Global 2012 del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Microfinace Information Exchange. Dentro del ranking de las 100 mejores microfinancieras de América Latina y el Caribe, en la edición 2012, el Banco FIE y Crecer, ambas de Bolivia, ocupan el 1er y 3er lugar, respectivamente.

El actual volumen de liquidez constituye una fortaleza para el sistema financiero que se evidencia al señalar que respalda el 41.8% del total de depósitos, muy por encima del índice de 29% observado en la década pasada, y uno de los más elevados de los países de la región.

La infraestructura operativa del sistema financiero acompañó la mayor actividad de intermediación, aunque focalizada en el área urbana. Entre diciembre de 2008 y mayo de 2012 el número de puntos de atención de servicios financieros para la población se incrementó en 1.461. Del total de puntos de atención existentes, más del 50% son cajeros automáticos.

Un mayor número de puntos de atención permite atender de mejor manera las necesidades financieras de la población. Sin embargo, el mayor acceso a servicios financieros en el área rural es un reto pendiente para las entidades financieras. El aspecto más débil del sistema, especialmente de la banca, es el de la eficiencia administrativa, que debe realizar acciones para transparentar sus gastos administrativos y reducirlos. La coyuntura actual, con una pesadez de cartera baja, permite realizar estos esfuerzos.

Más allá de estadísticas, análisis cuantitativos y de las utilidades generadas por las entidades financieras en Bolivia, la mayor ganancia y uno de sus activos más valiosos, es definitivamente la confianza del público en ellas, tanto como para confiarles sus ahorros como para considerarlos socios estratégicos en su búsqueda de crecimiento y progreso.

Fuente de Información:

Banco Central de Bolivia, BCB: www.bcb.gob.bo

Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero, ASFI: www.asfi.gob.bo

Asociación de Entidades Financieras Especializadas en Micro Finanzas, ASOFIN: www.asofinbolivia.com

Escrito por

avatar

Master en “Economia. Europea e Finanza Internazionale”, Universidad Tor Vergata di Roma, 2006. Posgrado en Finanzas, Universidad Católica Argentina (2008). Licenciado En Economía, Universidad Privada Boliviana. (1997-2003).


Aún sin comentarios.

Deje un comentario

Current ye@r *