5 Ventajas de Invertir en Bonos

por Manuel Carpintero - 12-Oct-2017

Mucha gente tiende a vincular las inversiones en bolsa con un alto nivel de riesgo asociado, que necesariamente debe asumirse para acceder a participar del mercado bursátil. En general, el "hype" con el que muchas veces el cine hollywoodense muestra los mercados financieros (en películas como "El lobo de wall street" o "Rougue Trader"), contribuye a esta idea colectiva, vinculándolos mucho más con el mercado de acciones o derivados de alto riesgo. Esto genera -sobre todo en países con menor cultura financiera- que un gran porcentaje de la población con capacidad de ahorro o con saldos disponibles para invertir, evite ingresar en los mercados de capitales, volcándose al dólar o plazo fijo.

Sin embargo, en el mercado no todo son operadores corriendo desesperados de un lado al otro, ni inversores volviéndose millonarios en un día (o fundiendo sus cuentas de la noche a la mañana). El mercado de bonos ofrece una serie de ventajas que beneficia desde ahorristas sin ningún conocimiento bursátil hasta a inversores sofisticados:

Acceso a un flujo de pagos predeterminado.

A diferencia de la inversión en acciones, en donde el rendimiento para el inversor depende en gran medida del precio al cual puede venderse en un futuro la acción, los bonos tienen un calendario de pagos estipulado al momento de su emisión, con el cual el emisor deberá cumplir periódicamente, y al cual el inversor tiene acceso, obteniendo una previsibilidad sobre cuándo, cuanto y en qué divisa dispondrá del pago. Si bien los bonos cuentan con cotización diariamente en los mercados, el inversor conoce de antemano el rendimiento que obtendrá de mantener el título hasta su fecha de vencimiento.

Dos fuentes de ingresos

Los bonos cuentan con dos fuentes de ingresos para el inversor: la renta periódica que proporciona el bono y apreciación de capital (si el bono se adquiere por debajo de la par). Por ejemplo: un inversor que compra un bono a 10 años a $80 por cada $100 de valor nominal, con un cupón del 10% con pagos semestrales obtendrá el siguiente flujo de pagos: 20 cupones de $5 (uno cada 6 meses) y al final recibirá los $100 de valor nominal, obteniendo $20 de ganancia de capital. Esta inversión le dará una tasa interna de retorno del 13.74% (en lugar del 10%) por haberlo adquirido por debajo de la par, suponiendo que puede reinvertir los cupones de renta a esa misma tasa.

Inversiones de bajo riesgo

Los bonos han tenido históricamente menos volatilidad que las acciones, los commodities y las divisas, por tener la característica de contar con un flujo de fondos predeterminado. Esto hace que se perfilen como activos mucho más acordes a la cartera de un inversor con un perfil de riesgo conservador. Sin embargo, también tienen un atractivo para los inversores mas arriesgados, ya que agregando un bono a un portafolio de riesgo (que contenga acciones por ejemplo), se diversifica reduciendo la volatilidad total de la cartera. Por otro lado, los bonos emitidos por entidades de peor calificación crediticia (denominados “high yield” o “junk bonds”) permiten exponerse a un riesgo más elevado que bonos con un buen raiting.

Prioridad de pago

En caso de bonos emitidos por empresas (localmente llamados “Obligaciones Negociables”) cuentan con prioridad de pago respecto a las acciones en el caso de una eventual quiebra de la compañía. Al invertir en acciones, se participa en el rumbo del negocio (tanto en las pérdidas como en las ganancias) y en un proceso de liquidación, los accionistas obtienen el monto residual luego de haber cubierto las deudas. Al comprar un bono, se es acreedor del emisor (en este caso, la empresa) teniendo prioridad en el cobro en un proceso de quiebra.

Cobertura contra distintas variables.

Existen diversos tipos de bonos: puede variar su moneda de emisión, su tasa de cupón, su plazo al vencimiento, forma de amortización, calificación crediticia, variable de ajuste, etc. Esta variedad hace que el inversor pueda elegir donde posicionarse en función a sus expectativas a futuro, respecto a la evolución de distintas variables como la inflación, el tipo de cambio, las tasas de interés o la actividad económica. En el mercado argentino, por ejemplo, existen los siguientes segmentos de bonos:

  • Bonos dolarizados: permiten al inversor cubrirse del riesgo de tipo de cambio (que suba el dólar), ya que estos bonos pagan renta y devuelven el capital en dólares. Por Ejemplo: AY24
  • Bonos a tasa fija en pesos: dan al inversor exposición al peso y a la tasa de interés. Los dos principales riesgos son de tipo de cambio y de tasa de interés (que suban las tasa). Por Ejemplo: TS18
  • Bonos a tasa variable en pesos: Para reducir el impacto de una suba de tasas de interés (inversamente relacionada con el precio del bono), los títulos a tasa variable incrementan sus pagos de renta, ajustándose los mismos por una variable de referencia (en general, tasa BADLAR o Tasa de Politica Monetaria). Por ejemplo: TJ20.
  • Bonos ajustables por CER: Los cupones de renta son fijos, pero se calculan sobre un capital que se va ajustando por inflación (medido por el índice CER). Esto da cobertura al inversor contra la inflación, dándole un rendimiento en términos reales. Por Ejemplo: DICP.
  • Cupones PBI: Si bien no son estrictamente bonos, ya que flujo es contingente (su pago depende del crecimiento de la economía), permiten al inversor posicionarse en un instrumento que le reportará un retorno superior al resto si el crecimiento económico supera determinado límite. Por ejemplo: TVPP

En resumen, la inversión en bonos cuenta con múltiples ventajas que benefician a personas con distintos perfiles de riesgo. Existe una muy variada gama de bonos, y con rendimientos que cambian sustancialmente entre uno y otro. Por esto, creemos que será de mucha utilidad para el lector probar nuestro servicio de suscripciones Premium de Renta Fija, donde brindamos recomendaciones semanales de compra y venta a distintos bonos en el mercado argentino.

Ideas Concretas

¿Cómo le está yendo a nuestro servicio Alertas.Trade?

Acciones de Argentina

Trade destacado: COMPRA de Grupo Financiero Galicia (GGAL)

Esta semana les compartimos unos trades más exitosos en Alertas Trade Acciones Argentina: la compra de Grupo Galicia.

ggal 2409

Grupo Financiero Galicia S.A. es una compañía holding de servicios financieros. Fundado en 1905, Banco Galicia es uno de los principales bancos privados Argentinos.

En el país posee 260 sucursales bancarias y 392 puntos de contacto. Actualmente tiene acciones cotizando como ADR (GAL) y en el Mercado local Argentino (GGAL).

Al momento de recomendar la compra de GGAL, se encontraba cotizando en torno a los ARS 70.

Hoy, cotizando por encima de los ARS 93, nos encontramos disfrutando de una ganancia de más del 33% con este trade.

¿Querés aprender a invertir en Renta Fija? Ingresá ya a Alertas.Trade y seguí todas nuestras recomendaciones concretas del mercado de Renta Fija Argentina, nuestro servicio Premium de alertas (también tenemos como productos "Acciones de Estados Unidos" y "Renta Fija Argentina"). Se puede probar el servicio por sólo USD 1. Pueden ingresar al sitio haciendo clic AQUÍ o en el banner debajo.

Banners-CartaFinanciera-150317-02

¿Le interesó este artículo? Puede suscribirse a nuestro Newsletter semanal gratuito haciendo click aquí.

La información en este blog pretende ser útil y precisa para sus lectores. Sin embargo notar que no hay garantía de que la información sea precisa o que pueda cambiar de un momento a otro. Por favor notar que las opiniones vertidas en estas notas no constituyen una recomendación de compra o venta de ningún título valor. Quienes escriben estas notas no asumen responsabilidad por potenciales pérdidas que puedan surgir a partir de la lectura de las mismas.

COMENTARIOS