Desendeudamiento: la gran mentira K

por Miguel Angel Boggiano - 15-Nov-2015

Uno de los pilares en los que se sostiene el discurso kirchnerista, es la presentación de la reestructuración de la deuda como una victoria que significó la liberación de una herencia de alto endeudamiento del Estado. Sin embargo, esto es falso. Veamos por qué.

Ante una nueva la falta de dólares, es necesario entender en qué consistió el proceso de desendeudamiento, para encarar la vuelta a los mercados de capitales. Acudir al crédito externo no es sinónimo de irresponsabilidad gubernamental. Es más bien una herramienta de la cual los países se valen para dinamizar y potenciar la actividad económica.

Dentro del ciclo de desendeudamiento hay que mencionar primero a la reestructuración de la deuda en default, consecuencia de la cesación de pagos de 2001. El proceso de reestructuración (o canje) de deuda efectuado en 2005 y reabierto en 2010, consistió en el canje de títulos en default por nuevas emisiones.

El éxito de una reestructuración depende de la quita de deuda que consigue el deudor. Las estimaciones de esta quita para el caso de Argentina difieren. La quita efectiva del canje de deuda se ha estimado en un 28,10%[1], lo que representa una disminución moderada de la deuda. Esta quita es muy inferior a las estimaciones kirchneristas, que la ubicaban en más del 60%[2].

La gran diferencia en las estimaciones tiene que ver con que los K, nunca contabilizaron la deuda contingente surgida de los cupones del PBI (si el PBI crecía, Argentina se había comprometido a devolver una proporción más grande de la deuda en default).

El canje no significó únicamente una reducción del monto adeudado sino también un cambio en las monedas en las que la deuda estaba denominada. De los títulos entregados a los acreedores, un 37% fue denominado en pesos, con pagos atados a la inflación (ajustables por CER). Aquí surge un nuevo punto que debilita la épica del desendeudamiento: la deuda en pesos se licuó mediante el ajuste de los pagos a una tasa menor que la inflación. Los inversores que de buena fe se posicionaron en deuda argentina, se vieron perjudicados por las estadísticas fraudulentas informadas por el INDEC.

En cuanto a los pagos de la nueva deuda emitida en dólares, se utilizaron las reservas del BCRA para pagar una deuda que es del Tesoro. Para posibilitar esto contablemente, el Tesoro entregó al Banco Central un título intransferible, a cambio justamente de los dólares para realizar los pagos. Esto fue posible con el avasallamiento de la Carta Orgánica del BCRA que Martín Redrado resistió. ¿Conclusión? El BCRA le prestó los dólares al Tesoro para pagar y a cambio obtuvo algo similar a un pagaré del Tesoro.

En el balance del Banco Central figuran entonces estas letras (o pagarés) donde antes tenía dólares. Así el Banco Central aparece menos solvente a los ojos de aquellos que invierten en los títulos por él emitidos (Lebacs y Nobacs). ¿Por qué esto es un problema? Porque al tener un balance menos sólido, la tasa de interés que tiene que pagar para atraer inversores se vuelve mayor. Esto implica que el pago de deuda se realiza a costa de deteriorar la situación financiera y patrimonial del Banco Central. Debido a que actualmente, un 39% de la deuda del Sector Público está en manos del BCRA[3], no estamos en presencia de una disminución de la deuda pública sino de un cambio de acreedor.

No fue sólo el Banco Central el que reemplazó a los acreedores privados como tenedor de la deuda del Tesoro Nacional. A fines de agosto de 2015, el 64.2% de la cartera del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de ANSES[4] estaba compuesto por títulos públicos nacionales, lo que convierte a los jubilados en poseedores de un 16% del total de la deuda del Estado Nacional. A esto hay que sumar un 6% del total de la deuda que quedó en manos del Banco Nación y otros organismos estatales.

Este aumento de la deuda con el propio sector público explica el hecho de que a pesar de que se han realizado importantes pagos de deuda desde la salida del default, el stock de deuda no haya disminuido desde entonces, sino por el contrario, haya aumentado en un 16,4% desde fines de 2004 hasta fines de 2014, sin contar los litigios con los holdouts.

Stock Deuda

Si se suman todos estos componentes, el proceso de desendeudamiento argentino aparece menos como una batalla ganada en forma heroica y más como un esfuerzo para cambiar la deuda de lugar y esconderla de forma deshonesta.

Es importante entender que nada es gratis y todo intento por pagar a los acreedores menos de lo que legítimamente les corresponde implica sufrir un posterior castigo a través de condiciones de crédito menos favorables, lo cual no puede dejar de contabilizarse cuando se realiza un balance de la evolución reciente de la deuda.

Deuda_Reservas

[1] http://home.econ.uba.ar/economicas/sites/default/files/cespa32.pdf

[2] http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/cash/17-6800-2013-05-05.html

[3] https://drive.google.com/file/d/0BwPNVocxv2wBMGdsMkJEVzZMalE/view?pli=1

[4] http://www.fgs.anses.gob.ar/archivos/secciones/Informe%20IV%20Bimestre%202015.pdf

Les dejo por último mi aparición del pasado miércoles en "MinutoUno" en C5N.

Ideas concretas de trading:

Las bolsas de los Estados Unidos cerraron una semana complicada con importantes bajas, principalmente por las ruedas del jueves y viernes. Los tres principales índices se encuentran nuevamente por debajo de la media de 200. El S&P 500 cerró con un retorno semanal de -3,63%, mientras que el Nasdaq cerró en -4,26% y el Dow Jones lo hizo en -3,71%.

En nuestra cuenta de Twitter (@Cartafinanciera) puede seguir nuestras recomendaciones de trading. Estas son las acciones en cartera:

Globant (GLOB). El jueves 22 de octubre anunciamos la compra de GLOB en 33,30. Semana con pocas variaciones para este papel que se sostuvo a pesar de la caída del mercado. Último 34,05. Saldo: 2,25%

Epam Systems  (EPAM). El jueves 22 de octubre anunciamos la compra de EPAM en 77,73. Esta acción tuvo muy buen inicio de semana con tres ruedas al alza que fueron luego compensadas por las caídas los días jueves y viernes. Último 71,45. Saldo: -8,08%

Fleetmatics (FLTX). El jueves 22 de octubre anunciamos la compra de FLTX en 53,96. Afectado por las últimas tres ruedas de la semana, este papel recortó una parte de las ganancias de la semana anterior. Último 57,54. Saldo: 6,63%

En el servicio de Asesoría Virtual (Alertas) estamos nuevamente comprados desde el jueves 22 de octubre. En el mes de noviembre hemos obtenido un retorno del -0,75% muy por encima del S&P 500 que cayó -2,71%. Desde el inicio en marzo de 2014, el servicio rindió 6,95%.

track_av_ict

Puede informarse más acerca de este servicio a través de nuestro formulario de contacto, especificando "Asesoría Virtual". Con este servicio obtendrá recomendaciones concretas y profesionales para comprar y vender acciones de manera profesional.

Por último,  en nuestro portafolio de Asesoría Remota (Cuentas Administradas), y al igual que en nuestro servicio de Asesoría Virtual, nos encontramos comprados desde el jueves 22 de octubre.

track_carta

¿Le interesó este artículo? Puede suscribirse a nuestro Newsletter semanal gratuito haciendo click aquí.

La información en este blog pretende ser útil y precisa para sus lectores. Sin embargo notar que no hay garantía de que la información sea precisa o que pueda cambiar de un momento a otro. Por favor notar que las opiniones vertidas en estas notas no constituyen una recomendación de compra o venta de ningún título valor. Quienes escriben estas notas no asumen responsabilidad por potenciales pérdidas que puedan surgir a partir de la lectura de las mismas.

COMENTARIOS