Acciones

5 acciones argentinas que no paran de subir

Por Miguel Boggiano01/09/22

Muchos inversores se preguntan si hoy es buena idea comprar acciones argentinas. Y no es para menos: algunas están de fiesta desde mediados de julio. Por eso, en esta nota te cuento cuáles son y qué puede pasar en el futuro.

Comencemos con los rendimientos de las mejores 5 acciones de Argentina en las últimas semanas:

Subas recientes de las acciones de Argentina

Las que componen el ranking son YPF, Vista Oil, Banco Supervielle, Edenor y Bioceres. Lógicamente, todas dependen de lo que suceda en el país. ¿Qué pasó recientemente? Asumió Massa como Ministro de Economía, dio ciertas señales positivas desde lo fiscal, el dólar se calmó y se despejaron vencimientos importantes de deuda en pesos.

Estos factores le dieron aire fresco a las acciones, principalmente a las recientemente nombradas (YPF, Vista Oil, Supervielle, Edenor y Bioceres). Pero tampoco hay que olvidar que la mayoría de las acciones argentinas se encuentran muy por debajo de sus máximos, por lo que no es nada raro que ante una mínima noticia positiva tengan rendimientos impresionantes.

Veamos la performance de estas acciones desde antes de las PASO de 2019, fecha en la que el actual oficialismo (kirchnerismo) comenzó a tomar el poder:

Gráfico de los últimos 3 años de las acciones

YPF, Edenor y Supervielle perdieron más del 66% de su valor desde julio de 2019. Sin duda, las más destacables son Bioceres (+121) y Vista Oil (+6%). 

Veamos cada caso, uno por uno:

Invertí mejor estando informado.

Dejanos tus datos, recibí gratis nuestras notas y mejorá tus inversiones.

  • YPF (YPF): la famosa petrolera tuvo un gran rally durante las últimas semanas, motivada por el buen balance que presentó. Sin embargo, mirando el largo plazo, generó tal desconfianza en los inversores por el manejo político, que se encuentra más de 90% debajo de sus máximos. Si continúa mostrando buenos resultados, sin duda podrá tener rendimientos destacables.
  • Edenor (EDN): presta servicios de distribución y comercialización de energía eléctrica. Como es sabido, sus ingresos dependen fuertemente de lo que el Estado les permita cobrar por sus servicios. Recientemente, el recorte de subsidios generó mejores expectativas para la empresa. Por todo esto, es un trade muy político, con los riesgos que eso conlleva.
  • Supervielle (SUPV): el banco acumula una drástica caída del 94% desde sus máximos. Recientemente presentó su balance con malos resultados: empeoró márgenes, agrandó pérdidas y aumentó la incobrabilidad. Además, como todos los bancos, tienen el riesgo e incertidumbre latente por la situación con las Leliqs. Al estar tan en el fondo del mar, un mínimo driver positivo puede causar un fuerte movimiento al alza. 
  • Vista Oil (VIST): la compañía tiene activos de petróleo y gas convencional y no convencional. Se convirtió en una de las productoras y operadoras más importantes del país. En 2021 tuvo un rendimiento del 111% y en lo que va de 2022 supera el 80%. Tiene un management muy serio y una valuación que, a pesar de la reciente gran suba, continúa siendo atractiva. 
  • Bioceres (BIOX): esta empresa, fundada en 2001 en Rosario, se dedica a la biotecnología y revolucionó el mercado de semillas obteniendo importantes mejoras en los rindes de soja y trigo. Además, lograron fusiones con empresas importantes, convirtiéndose así en una compañía líder en el rubro. Tiene un Market Cap de “tan solo” USD 850M, por lo que el potencial es enorme teniendo en cuenta sus ventas.

Es muy importante mirar la situación de cada compañía en particular, entender su modelo de negocio y los riesgos. Además, no hay que dejar de ver los gráficos de largo plazo. 

Por ejemplo, no es lo mismo invertir en Banco Supervielle que en Bioceres o Vista Oil. Mientras que el primero no tiene la capacidad de innovar y crecer, las segundas sí. Aunque esto no quiere decir que, de acá en adelante, Supervielle no pueda tener una mejor performance que Bioceres o Vista Oil en cierto período de tiempo. Está tan deprimido su precio, que puede tener movimientos interesantes ante ciertas noticias positivas.

A fin de cuentas, es todo una relación entre riesgo y retorno. Los que invierten en Argentina saben de qué se trata. El país se mueve al compás de lo político y ante mínimos cambios, las acciones pueden tener movimientos interesantes.

Pero también vale destacar la enorme destrucción de capital que hubo en la mayoría de las compañías argentinas durante los últimos años. El riesgo siempre está latente y nadie debería olvidarlo. 

El año que viene hay elecciones y seguramente los activos vayan anticipándose a lo que pueda pasar. La recompensa puede ser enorme. El costo también. Como siempre, a invertir con cuidado.