Acciones

Airbnb: otra máquina de perder dinero

Por Miguel Boggiano06/07/21

Airbnb actúa como intermediario entre quienes buscan alquilar un departamento y quienes buscan un lugar donde hospedarse. Pero la clave es que la empresa no es dueña de ninguna propiedad.

El año pasado comenzó a cotizar en la bolsa y llegó a superar los USD 130 mil millones de valuación. ¿Es oportunidad de compra o está muy cara? Todos los detalles en esta nota.

Negocio

El modelo de negocio de Airbnb es similar al de Uber. No tiene una estructura como Hilton, Hyatt y Marriott, hoteles de renombre. Los mayores activos de Airbnb son los individuos y los anfitriones, componentes clave en el proceso. A diferencia de los grandes hoteles, Airbnb tiene bajos costos y no necesita un gran capital.

Airbnb cobra un porcentaje de la tarifa a los huéspedes y también a los anfitriones. En la mayoría de las ciudades más importantes es más barato alquilar una habitación por Airbnb que ir a un hotel. Allí tienen su ventaja competitiva.

Balance

Los ingresos por ventas aumentaron un 5% en el primer trimestre del 2021, superando las expectativas de los analistas. Sin embargo, la pérdida neta fue de USD 1.200 millones, afectada por la situación global, pagos de deuda y costos de reestructuración. Esta cifra es más de 3 veces más grande que la pérdida del año anterior.

El poco movimiento turístico generado por el Covid redujo considerablemente la actividad de Airbnb, aunque confían en que haya una recuperación a medida que se avance más con la vacunación.

Nuevas amenazas

Los principales competidores que atentan contra el dominio de Airbnb son Expedia y Booking, compañías que se han sabido reinventarse y comenzaron a ofrecer servicios similares, por lo que Airbnb no tendrá el camino allanado.

Comparaciones con hoteles y competencia

Invertí mejor estando informado.

Dejanos tus datos, recibí gratis nuestras notas y mejorá tus inversiones.

CompañíaMarket CapVentas último añoPrice to SalesEmpleados
AirbnbUSD 93.000 MUSD 3.400 M27,25.600
MarriottUSD 45.000 MUSD 8.200 M5,5121.000
HiltonUSD 34.400 MUSD 3.300 M10,5141.000
HyattUSD 8.000 MUSD 1.500 M5,337.000
BookingUSD 90.000 MUSD 5.700 M16,120.300
ExpediaUSD 24.600 MUSD 4.200 M5,819.100

Claramente el negocio de Airbnb no se asemeja al de los clásicos hoteles. En ese sentido no se pueden comparar.

Lo que sí se puede analizar son sus valuaciones e indicadores como para tomar de referencia y saber qué precio se está pagando al momento de invertir. Airbnb vale más que las 3 cadenas de hoteles juntas, con un ratio price-to-sales (precio sobre ventas) 4 veces mayor. ¿Es razonable?

Como dije, no tienen el mismo modelo de negocios. Semejante diferencia en los indicadores y la valuación de mercado se explica por la expectativa que genera Airbnb sobre sus flujos futuros. Es tal la expectativa que el ratio P/S es, incluso, muy superior al de Booking y Expedia, la nueva competencia. 

¿Es rentable?

Airbnb ha sufrido pérdidas en todos sus años, acumulando un total de más de USD 5.000 M. ¿Hasta cuándo el mercado va a ser complaciente? ¿Cuántos años perdiendo plata son suficientes?

¿Sabías que, por ejemplo, Booking ganó USD 700 M en el último año? Airbnb, por su parte, perdió USD 4.600 M. Dicha suerte la corren la mayoría de las empresas start up. La cuestión es el tiempo en que tardan en convertirse en rentables, y Airbnb está en estado de alarma. El mercado no suele perdonar.

Conclusión

Airbnb es una empresa con buenas perspectivas de crecimiento, pero no la tiene para nada fácil. La demorada vuelta a la normalidad y su alta valuación atentan contra sus buenas expectativas. 

Por eso, no hay que estar dispuestos a validar cualquier precio. La empresa es una máquina de perder plata y encima ahora tiene más competencia (Booking y Expedia), que quieren sacarle parte del mercado.

Tampoco hay que olvidar el contexto en el que estamos, con valuaciones altísimas. Hay que estar atentos a los próximos movimientos. Podemos decir que, en caso de quebrar el mínimo histórico (zona de USD 120), se podría iniciar un short-selling, apostando a que la acción continuará cayendo.