Acciones

Alibaba: el secreto detrás de la caída

Por Miguel Boggiano30/11/21

Alibaba, el gigante de China, continúa cayendo y pareciera no encontrar piso. ¿Cómo puede ser que una empresa de semejante calibre haya caído un 60% desde octubre del año pasado? ¿Es buena idea comprar ahora que está “barata”? Quedate hasta el final porque te vas a sorprender.

Alibaba Group Holding (BABA) se dedica al comercio electrónico, incluyendo portales de ventas por mayor, por menor, y entre consumidores. Además, ofrece servicios de pago en línea, un motor de búsqueda de precios y servicios de almacenamiento de datos en la nube.

Antes de seguir, veamos la evolución del precio de sus acciones (gráfico semanal):

Desde su salida a la bolsa en 2015 hasta octubre del 2020, la acción subió un 250%, en concordancia con el crecimiento brutal que ostentaba la compañía. 

Pero no todo es color de rosa: Alibaba fue la primera empresa en ser perseguida y controlada duramente por el gobierno de China. Ha recibido multas de gran magnitud (más de USD 2.600M) y fue gravemente perjudicada en línea con el objetivo de las autoridades del país por controlar las prácticas monopólicas y de situación dominante.

Como es sabido, el mercado no es amigo de las restricciones y la incertidumbre. Por eso, el año pasado, sus acciones comenzaron a caer en picada, más allá de la realidad de sus negocios que, claramente, se vieron deteriorados por la intromisión política.

Balance reciente

Alibaba vio cómo se desinfló su crecimiento luego de la represión de China contra toda la industria tecnológica en dicho país.

Invertí mejor estando informado.

Dejanos tus datos, recibí gratis nuestras notas y mejorá tus inversiones.

En su balance trimestral, presentado hace dos semanas, no cumplió con las expectativas de ventas y ganancias, en línea con la desaceleración del crecimiento deChina y las restricciones gubernamentales.

Sus ventas fueron de USD 31.400M, lo que implica un crecimiento del 29% interanual. Sin embargo, fueron por debajo de lo esperado por los analistas e inversores. Sus ganancias, por su parte, fueron de USD 841M, un 81% por debajo del mismo período del año anterior.

Además, hubo otra situación que no gustó a los inversores: Alibaba recortó su expectativa de ventas para este año. Mientras que, anteriormente, esperaba un crecimiento del 29,5% interanual, ahora lo situaron entre el 20% y el 23%.

Como el balance fue claramente negativo, las acciones cayeron un 11% al día siguiente y aceleraron su tendencia bajista. Dichos resultados no fueron otra cosa más que las consecuencias regulatorias del gobierno chino, la pérdida de márgenes de su negocio por la entrada de competidores y un peor crecimiento económico proyectado para el país.

Hace unos meses escribí otra nota sobre Alibaba (pueden leerla aquí: https://www.cartafinanciera.com/el-derrumbe-de-alibaba/), advirtiendo la situación en la que se encontraba la empresa y las altas posibilidades de que continúen cayendo sus acciones, situación que terminó ocurriendo pese a la enorme cantidad de analistas que sugerían que era buen momento para comprar Alibaba. 

Si uno quisiera analizar la compañía mediante cualquier método de valuación, llegaría a la conclusión de que está “barata” en términos relativos (en comparación con otros competidores como Amazon), pero siempre debemos recordar que nos encontramos en un momento de valuaciones extremas, por lo que hoy, más que nunca, “barato” o “caro” son categorías que debemos tomar con pinzas: mejor dicho, todo está caro en términos históricos. 

A pesar de que pueda parecer que está “barata”, hoy no es una buena idea comprar Alibaba. La tendencia del precio de sus acciones es muy bajista y eso predomina sobre cualquier análisis fundamental o técnico que se le quiera hacer a la compañía.

Algún osado podrá comprar BABA actualmente y luego festejar si el precio sube, claro está. Pero ir en contra de la tendencia es el método perfecto para la fundición. Podrá salir bien algunas veces, pero no es perdurable en el tiempo. Básicamente esto es apostar, pues estamos invirtiendo con las probabilidades en nuestra contra.

Si les quedan dudas, piensen que quien compró BABA a fin de año pensando que estaba “barata” (un razonamiento válido) hoy está más de 40% abajo. En Wall Street, “no hay que intentar agarrar cuchillos cayendo”, frase que deben guardar para siempre en la memoria.

Si llegara a cambiar la situación política de China, habrá tiempo para salir a comprar Alibaba. Claramente nadie adivinará el piso, pero habrá mayores certezas y la tendencia estará de nuestro lado. Ese es el método correcto para operar profesionalmente.