BonosInternacional

Bajarán los Bonos de todo el Mundo

Por Miguel Boggiano07/10/18

Estados Unidos es la principal economía mundial y sus políticas económicas y financieras tienen consecuencias en todo el mundo. La semana pasada, se aceleró violentamente la suba de tasas de interés en este país. La tasa a 10 años de los bonos del Tesoro alcanzó su máximo valor en 5 años llegando a 3,24%. El mismo comportamiento mostraron las tasas de 2 y 30 años.

Esto afectó negativamente a las acciones estadounidenses (en especial a las empresas tecnológicas) y a los activos de países emergentes. Pero, ¿qué significa todo esto? ¿Qué consecuencias trae el aumento de las tasas de interés en EEUU?

Para comenzar, veamos primero la evolución que ha tenido la tasa a 10 años en los últimos meses:

10 year yield 06 10 18

Para nuestros lectores de Carta Financiera esto no es ninguna novedad, ya que hace tiempo que venimos alertando sobre el aumento de las tasas de interés en EEUU y las consecuencias que ello traerá a nivel mundial. Sin embargo, la noticia ahora es que en las últimas semanas este proceso se ha acelerado fuertemente, con una disparada de tasas observada en los últimos días.

Si miramos la tasa de referencia de la Rerserva Federal de EEUU (“Federal Funds Rate”), los aumentos realizados por este organismo la llevaron a recuperar los valores que tenía en el tercer trimestre de 2008:

image-1538868303090

Recientemente el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo que las tasas aún siguen siendo “bajas para las condiciones económicas del país”, dando una clara señal de que se avecinan más alzas.

¿Qué consecuencias trae el aumento de tasas? Si nos focalizamos en EEUU, ello afecta en primer lugar a las tasas de corto plazo que los bancos trasladan en sus préstamos y tarjetas de crédito a sus clientes. Al mismo tiempo, las tasas de largo plazo deberán subir, afectado el mercado de bonos corporativos e hipotecas. Todos los bonos de mediano y largo plazo en circulación, se verán afectados por este fenómeno y ajustarán sus precios a la baja.

En cuanto a al resto de las economías, esto genera un fortalecimiento del dólar frente a las monedas de los demás países junto con un aumento en el costo de endeudamiento. Esto afectará a todo el mundo, pero principalmente sus efectos se verán con mayor fuerza en economías emergentes, depreciando sus monedas e impactando negativamente en los bonos de estos países.

Puntualmente el caso de economías como Argentina o Brasil, este fenómeno se ha visto aún más acentuado por la vulnerabilidad económica y la inestabilidad política que poseen. Es claro que este aumento de tasas deteriora el atractivo por los bonos de economías emergentes y encarece el financiamiento para estos países.

Ahora bien, junto con el aumento de tasas, hay otro fenómeno que se está dando y del que se habla poco: el aplanamiento de la curva de tasas de interés.

¿Qué significa esto? Que en un contexto de subas de tasas de interés, las tasas de interés de corto plazo están subiendo con mayor velocidad que las de largo plazo.

Invertí mejor estando informado.

Dejanos tus datos, recibí gratis nuestras notas y mejorá tus inversiones.

Al respecto, aquí debajo podemos ver la evolución en los últimos años del "spread" (la diferencia) entre el bono a 10 años y el bono de 2 años:

10 Y 2 Y SPREAD

Lo que el gráfico de arriba nos muestra, es que cada vez hay menos diferencia entre el interés que ofrece el bono de 10 años y el bono de 2 años, lo que dicho en otras palabras implica un aplanamiento de la curva de interés.

Esto es especialmente importante, ya que el aplanamiento de la curva de tasas de interés es un típico indicador que anticipa ciclos de recesión económica y mercados bajistas para los activos financieros.

Como conclusión, de cara al futuro, podemos esperar los siguientes efectos:

a) Fortalecimiento del dólar a nivel mundial (y consecuentemente fuga de dólares de países emergentes hacia EEUU).

b) Encarecimiento del financiamiento para el sector privado y público.

c) Impacto negativo en el precio de los Bonos, principalmente de economías emergentes.

Respecto de los bonos, las consecuencias del aumento de tasas se están empezando a sentir con fuerza:

BNDX anual 07 10 18
EMB anual 07 10 18

Esto implica también viento en contra para los bonos de Argentina. Por ello, es momento de vender bonos de todo el mundo.

Les comparto mi participación en Café de la Tarde (La Nación Más) el pasado viernes: