Criptomonedas

Bitcoin cercano a máximos: ¿comprar o vender?

Por Miguel Boggiano24/10/21

El bitcoin volvió a subir y se encuentra cercano a máximos históricos. ¿Qué hacer ahora? Veamos los detalles.

Como he dicho muchas veces, lo que hago es seguir tendencias, ya que nos dan una indicación probabilística de lo que puede pasar. Claramente nadie ve el futuro y sobre él no hay certezas. 

A fines de julio el bitcoin se encontraba en una fuerte tendencia bajista, cercano a los USD 30.000. Comenté, en ese momento, que no tenía sentido estar comprado.

¿Cómo que no tenía sentido, si luego subió más de un 100%? Justamente, seguir tendencias no se trata del método “comprar y rezar”. Operar a favor de la tendencia significa tener ventaja probabilística y reducir la incertidumbre.

Esto fue lo que dije (sic): “Para los que estén afuera, la recomendación es la siguiente: no se compra ningún activo que no esté en tendencia alcista. Si quieren hacerlo, pueden, y tranquilamente les puede ir bien. Pero no están jugando con la probabilidad a su favor. Y hacer eso consistentemente, a lo largo del tiempo, termina mal.”

Así como mencioné que era peligroso estar comprado con el bitcoin cerca de USD 30.000, también comenté lo siguiente: “Si el bitcoin supera los USD 40.000 y comienza a apuntar a los máximos históricos, recién allí habrá que pensar en comprar. Pero por el momento no estamos ahí.”

Justamente acá estamos comparando dos métodos:

  1. Comprar y rezar: en este método no se analiza lo que están diciendo los precios, sino que se trata de comprar y aguantar, sin utilizar stop-loss. Si el activo elegido sigue cayendo, se piensa en comprar más. Este método no es consistente con una estrategia sólida de largo plazo.
  2. Trend-following: es un método que consiste, simplemente, en comprar lo que sube y vender lo que baja, utilizando siempre stop-loss, ya que nadie adivina el futuro. Habrá muchas operaciones que resultarán perdedoras, claro está, pero lo importante es cuantificar cuánto se gana cuando se acierta y cuánto se pierde cuando no. Este método sí funciona para ser rentable.

Invertí mejor estando informado.

Dejanos tus datos, recibí gratis nuestras notas y mejorá tus inversiones.

Les dejo el gráfico del precio del bitcoin:

Reitero lo que he dicho. A fines de julio no tenía sentido estar comprado en bitcoin. ¿Cuándo sí tenía sentido, probabilísticamente hablando? Cuando superó los USD 40.000. ¿Por qué? Porque los precios nos indicaban que la tendencia era al alza. 

Las medias móviles nos ayudan a detectar tendencias. En el gráfico hay dos medias móviles: la de 20 días (línea naranja) y la de 50 días (línea azul). Las mismas nos orientan de cara al futuro. Si miramos el gráfico, cuando la media móvil de 20 períodos superó a la de 50, nos marcaba que la tendencia de corto plazo era alcista. Ese cruce sucedió a principios de agosto, cuando el bitcoin cotizaba en USD 40.000. Allí sí había razones para comprar.

Claramente el que compró a USD 30.000 tuvo una ganancia mayor que el que lo hizo a USD 40.000. ¿Lo debemos felicitar por eso? En absoluto, ya que se comportó como un mero apostador. El que sigue ese método estará destinado al fracaso, más allá de que pueda acertar en algunas operaciones. 

Vale aclarar lo siguiente: la tecnología blockchain es una enorme innovación, sin lugar a dudas. Pero eso es válido con el bitcoin a USD 60.000, a USD 100.000 o a USD 15.000. No varía la bondad de la innovación por el precio del bitcoin. La tecnología perdurará ya que es totalmente vanguardista.

Comprar bitcoin (u otra criptomoneda) y aferrarse sin ningún tipo de plan de contingencia, por si el trade no sale como lo previsto, es un error. Más allá de lo increíble y revolucionario que son algunos proyectos, no se puede apelar al método de “comprar y rezar”.

El bitcoin es un activo más dentro del mundo financiero, en el que se puede hacer trend-following. Utilizar ese método es consistente con ser rentable en el largo plazo, controlando el riesgo.