Acciones

Coca-Cola ¿destapa felicidad?

Por Miguel Boggiano21/09/21

Coca-Cola (KO) es una acción que, sin dudas, no ha parado de subir en las últimas décadas. ¿Es una buena idea tenerla en nuestro portafolio? En esta nota te cuento todo.

No hace falta explicar y ahondar en la historia y los negocios de esta compañía que tiene una de las marcas más conocidas e importantes del mundo. 

Lo que sí es importante remarcar es el comportamiento de su acción a lo largo del tiempo. Veamos el gráfico histórico de Coca-Cola, en compresión mensual:

Como se puede observar, es una acción que ha rendido frutos a lo largo de los años.

Lo más importante de Coca-Cola es que es una empresa sumamente sólida y con buena salud financiera. Gracias a dichas virtudes, el precio de la acción se ha comportado de manera firme y con muy poca volatilidad, en comparación con otras acciones.

Por qué es buena idea invertir en Coca-Cola

Primero, quiero mostrarles los rendimientos anuales de Coca-Cola desde 1962 hasta la fecha:

La acción ha sufrido pérdidas en tan solo 14 años desde 1963. Su peor resultado fue en 1974 (crisis de petróleo y financiera) con una caída del 58%. Luego de ello, su segundo peor desempeño fue de -26% en la crisis del 2008. Como contrapartida, sus mejores rendimientos fueron en 1991 y en 1975, con subas del 73% y 55%, respectivamente.

Tomando el período en cuestión, el promedio anualizado fue 12,3%, lo que habla de su capacidad de generar valor. Además, ha tenido baja volatilidad a lo largo de los años, algo que muestra la robustez que tiene la empresa. 

En un contexto actual de suma variabilidad y rapidez en los movimientos, potenciado por la liquidez inyectada por la Fed, tener una acción consistente y sólida es un factor primordial para decidir una inversión.

Adaptación

Coca-Cola Company ha sabido adaptarse a los nuevos cambios de hábito y consumo que la gente demanda. Es sabido que hay una filosofía que aclama por una vida más saludable.

El consumo de gaseosas viene cayendo de manera ininterrumpida y es por eso que Coca-Cola tomó cartas en el asunto. Supo interpretar el cambio de tendencia y acomodó su estrategia a los nuevos hábitos de consumo.

Invertí mejor estando informado.

Dejanos tus datos, recibí gratis nuestras notas y mejorá tus inversiones.

Hoy en día es dueña de más de 500 marcas (y más de 3.500 productos) que se venden en todo el mundo, con el foco puesto en bebidas más saludables y sin azúcar.

Balance reciente y valuación

Hace dos meses presentó su balance trimestral con grandes resultados. Informó ventas por USD 10.130M, un 9% por encima de lo esperado por el mercado. Dichas ventas fueron un 40% superiores a las del mismo período del 2020. Su resultado neto fue un beneficio de USD 2.640M.

Actualmente tiene una valuación de mercado de USD 237.000M y cotiza a un price-to-earnings de 28. Para que tengan de referencia, Pepsi (PEP) vale USD 214.000M y cotiza con un ratio de 26 veces ganancias (price-to-earnings).

El diferencial de KO

Sin dudas, además de la fortaleza de la empresa, sus rendimientos y su poca volatilidad, el gran diferencial de Coca-Cola (KO) son sus dividendos. 

Históricamente, se caracterizó por otorgar jugosos rendimientos a sus accionistas. Dicha distribución se hace de manera trimestral y actualmente representa USD 0,42 por acción. Si uno lo anualiza llega a un total de USD 1,68, lo que significa un 3% sobre el precio actual.

Es por eso que Coca Cola es una importante acción para tener en el radar, ya que siempre ha reconocido a sus accionistas brindándole una renta anual alrededor del 3%, además de la ganancia de capital que se recibe por el aumento del precio de su acción.

Veamos aquí los dividendos trimestrales pagados durante los últimos 15 años:

La tendencia es clara y es alcista. Coca-Cola retribuye muy bien a sus accionistas a lo largo del tiempo. 

Conclusión

Cuando uno piensa en marcas históricas siempre piensa en Coca-Cola, a pesar de que la importancia relativa de su bebida insignia es cada vez menor debido al crecimiento de otras más saludables.

Más allá de eso, su acción ha sido muy atractiva en cuanto a su comportamiento y a sus rendimientos. El hecho de que pague un dividendo alto y persistente le da un plus frente al resto.

Claramente, quien tiene Coca Cola no busca rendimientos estratosféricos, pero es una sólida acción establecida y con fundamentos para considerar en la cartera. 

Aunque no hay que olvidar que el mercado se encuentra en una zona cercana a máximos históricos, con indicadores muy elevados, con todo lo que ese riesgo conlleva. Por eso, si pensamos incluirla en nuestro portafolio, en todos los casos, debemos usar un stop-loss.