Acciones

Cómo le afecta a Apple una posible recesión

Por Miguel Boggiano24/06/22

Apple, la empresa más valiosa del mundo, está atravesando una fuerte caída. ¿Qué puede pasar con sus ventas ante una posible recesión? ¿Está “cara” o “barata”? Leé hasta el final que te cuento todo.

El 2022 va a quedar en la historia como un año trascendental. Luego de décadas de inyección de dinero, la inflación en los EE.UU marcó un récord de los últimos 40 años.

Para enfrentar el problema, la principal herramienta que tiene la Reserva Federal es la suba de la tasa de interés. Y esta suba afecta gravemente a los dos activos más importantes: las acciones y bonos, tal como lo comenté hace unos meses (https://www.cartafinanciera.com/suben-las-tasas-en-ee-uu-lo-que-va-a-pasar/).

Los bonos están sufriendo uno de los peores años de su historia. Al subir la tasa, el capital se va deteriorando, y la renta no compensa esta pérdida de poder adquisitivo. 

Con respecto a las acciones, para que tengan solo una referencia, el S&P 500 acumula su peor año de las últimas décadas. La suba de la tasa de interés afecta el valor actual de las empresas, ya que implica un mayor descuento de sus flujos futuros. Por eso, han sufrido mucho, especialmente las tecnológicas.

Apple ya tuvo una caída de más del 23% en lo que va del año. Y vale la pena aclarar que es de las compañías más fuertes: las empresas de menor calidad han caído muchísimo más.

Veamos su evolución:

Precio de la acción de Apple (AAPL)

En tan solo unos meses, “borró” toda la ganancia acumulada desde agosto de 2020. Como es sabido, los mercados suben por escalera y bajan por ascensor.

Es evidente que la acción de Apple se encuentra en tendencia bajista. Por ende, no es una buena idea comprar ahora. ¿Qué sucede si uno ya tiene la acción? Debe definir una pérdida máxima (mediante stop loss) y, si la acción llega a dicho precio, debe salir. Ante todo, se preserva el capital.

Entonces ¿hay una recesión en puerta?

Invertí mejor estando informado.

Dejanos tus datos, recibí gratis nuestras notas y mejorá tus inversiones.

La Reserva Federal está aumentando las tasas de interés a un ritmo más agresivo para controlar la inflación récord. Además, la confianza del consumidor está en franca caída, debido al aumento de los precios de la energía y vivienda, que pulveriza su poder de compra.

Apple es una empresa que opera en la economía real, por lo que está ligada íntimamente al contexto global. A pesar de haber crecido enormemente en los últimos años, su situación es al menos de atención.

Un contexto recesivo cambia el comportamiento de los consumidores. Hay compañías de consumo básico, que seguirán vendiendo sus productos, ya que no pueden eliminarse del presupuesto. Por ejemplo: alimentos, bebidas, higiene.

En cambio, los productos de Apple, en caso de una recesión, sí podrían verse afectados. ¿Por qué? Sencillamente porque son productos que se pueden posponer ya que no son esenciales. 

Si uno mirara la última recesión fuerte, en la crisis de 2008, llegaría a la conclusión de que Apple salió luego muy fortalecida. ¿Es válida esa comparación? No, de ninguna manera.. En 2008, Apple estaba en pleno auge, por la novedosa presentación del iPhone. En cambio, la situación actual es totalmente diferente, ya que el mercado de smartphones está mucho más saturado.

Vale aclarar que el 52% de las ventas de Apple provienen de los iPhones. Y entre el iPad y las computadoras Mac explican un 18% del total. Es decir que sus principales productos representan el 70% de su facturación. El 30% restante se lo llevan los servicios (20%) y accesorios (10%). 

Sin duda, la venta de sus productos se vería gravemente afectada en caso de confirmarse una fuerte recesión. Posiblemente el rubro de servicios se mantenga más fuerte.

Apple actualmente vale 5,8 veces sus ventas, lo que implica un ajuste enorme desde principios de 2021, cuando su valuación era 8,8 veces sus ventas. 

Si uno mira los ratios de valuación promedio de los últimos años, Apple podría seguir cayendo, ya que sigue estando “cara”. Además, comparándola con compañías del rubro, la conclusión es la misma. 

Más allá de que Apple sea una empresa espectacular, el contexto económico y la constante suba en la tasa de interés obligan a tener precaución. La situación puede complicarse aún más. Estén alertas.

Compartí esta nota ahora: