Acciones

El engaño del buy and hold

AvatarPor Miguel Boggiano12/04/21

Uno de los mitos más arraigados en la mente de los inversores es el de “comprar y mantener”. Esa falsa creencia que para ganar en la bolsa, lo único que hay que hacer es comprar acciones de una buena empresa y mantenerlas en el largo plazo porque, a la larga siempre suben. Esto es falso. Una mentira que cuenta Wall Street para engañarte. Hoy te cuento por qué.

Algo que repito hasta el cansancio en mis Workshops es que los genios del marketing no trabajan en Coca Cola, trabajan en la industria financiera. Llenan de cuentos al inversor desprevenido con tal de poder exprimirlos al máximo.

El “buy and hold” es una de estas historias. Los asesores financieros y fondos de inversión se la cuentan a sus clientes con el objetivo de que éstos entreguen su dinero a largo plazo y ellos puedan cobrar fees de administración todos los años.

Pero como estrategia no funciona. Por el contrario, puede ser pésima. 

El secreto es el siguiente: mucho más importante que definir qué comprar es cuándo comprar. E incluso podríamos argumentar que es todavía más importante saber cuándo no comprar.

Comprar en un techo de mercado puede destruir el capital de una manera inimaginable y recuperarse puede llevar décadas. Incluso los grandes genios del Value Investing, como Warren Buffett o Peter Lynch, han manifestado esto incontables veces.

Sin embargo, los asesores financieros siempre van a recomendar a sus clientes comprar y mantener porque... “aunque los precios caigan, a la larga terminarán subiendo nuevamente”.

Para fundamentar su punto argumentan con fantasiosas hipótesis del estilo “si hubieras comprado Microsoft en 1986 y la hubieras mantenido hasta hoy, hubieras multiplicado tu capital por 2500”.

Quiero que vean a continuación algunos ejemplos de acciones de empresas súper exitosas y cómo les hubiera ido si compraban en el momento equivocado.

Microsoft

Pocas empresas han sido tan exitosas en la historia como Microsoft. La suba de sus acciones a lo largo de los años fue asombrosa. Pero, ¿qué hubiese pasado si comprabamos en el momento equivocado?

Si comprabamos Microsoft en el techo de 1999 nos hubiéramos encontrado 10 años después (sí, leyeron bien) un 75% abajo. Y hubieran pasado 17 años en recuperar el capital en términos nominales (¡sin tener en cuenta la inflación!). Y atención: este es un caso “exitoso”.

Coca Cola

Esta es otra empresa súper exitosa y considerada como una de las de menor riesgo de la bolsa.

Si compramos sus acciones en junio de 1998 nos hubiéramos encontrado 10 años después con una pérdida del 57%. Para recuperar el capital nominal tuvimos que esperar 16 años. 

Y como si fuera poco, en julio de 2020, 22 años después, volvimos a tener exactamente el mismo monto invertido:

¡Esto es solo un extracto! Para acceder a todas nuestras notas, registrate en forma gratuita en nuestro "Plan Free".

Me quiero registrar