Educación Financiera

La fórmula matemática para ganar en la bolsa

Por Miguel Boggiano19/05/22

Te adelanto que te va a cambiar completamente lo que pensás sobre las inversiones financieras. Obviamente acá no hay magia. Pero es un gran secreto para poder tener éxito.

Prácticamente todas las personas que comienzan a invertir creen que el secreto para ganar dinero en la bolsa es adivinar el futuro, y que el éxito depende estrictamente de acertar en todas, o en la amplia mayoría de las operaciones.

Para eso, dirigen todos sus esfuerzos a encontrar el “santo grial”: un sistema infalible que genere ganancias de manera constante y sin fallas. En otras palabras, lo que buscan es una máquina de hacer dinero.

Te tengo malas noticias: tal cosa no existe. Y quien les promete algo así como un sistema mágico para ganar en la bolsa siempre te está mintiendo.

Los sistemas de trading exitosos generan ganancias consistentes en promedio y a lo largo del tiempo.

Falsa creencia

El problema es que la gente parte de una premisa totalmente falsa: que hay que ganar siempre, o la gran mayoría de las veces. Esto no es cierto.

De hecho, los sistemas exitosos de trend following (que siguen la tendencia) habitualmente tienen un bajo porcentaje de operaciones ganadoras. Ahora lo van a entender.

En realidad, hay dos pilares fundamentales que determinan el éxito al invertir en la bolsa.

Uno es el porcentaje de operaciones ganadoras respecto de las perdedoras.

Pero el más importante es el tamaño relativo de las ganancias en relación a las pérdidas.

Es decir, cuánto ganamos cuando ganamos y cuánto perdemos cuando perdemos.

Todos se detienen únicamente en el primer elemento, cuando el más importante es el segundo.

Si todavía te queda alguna duda, esta frase de George Soros lo explica con claridad: “No importa si tenés razón. Lo que importa es cuánto ganás cuando tenés razón y cuánto perdés cuando estás equivocado.”

Este es el gran secreto para ganar dinero en la bolsa. Perder poco cuando nos equivocamos y ganar mucho cuando acertamos.

Hecha esta introducción, veamos entonces cuál es la fórmula matemática para ganar.

Invertí mejor estando informado.

Dejanos tus datos, recibí gratis nuestras notas y mejorá tus inversiones.

Para eso, tenés que aprender una palabra clave en todo esto: expectancia.

La expectancia es la ganancia neta esperada de un sistema de trading. Nos indica cuánto podemos esperar de ganancia (o pérdida) por cada dólar que arriesgamos.

Un sistema es rentable si tiene una expectancia positiva. Es decir, si el resultado de nuestros trades ganadores es mayor al de nuestros trades perdedores.

Y es la fórmula matemática para ganar en la bolsa. Acá abajo la vemos:1

Expectancia = (Probabilidad Ganar * Ganancia Promedio) - (Probabilidad Perder * Pérdida Promedio).  

Como te decía antes, lo que necesitamos es encontrar un sistema con expectancia positiva.

Un sistema puede resultar ser mejor que otro, aún teniendo menos porcentaje de aciertos.

Con todo esto, lo que se tienen que llevar es que en definitiva lo determinante es cuánto ganamos cuando ganamos y cuánto perdemos cuando perdemos.

Hay dos cosas que podés empezar a aplicar mañana mismo y que los van a ayudar a mejorar dramáticamente sus resultados. Son las siguientes:

  • Acotar al máximo nuestras pérdidas 
  • Dejar correr las ganancias 

Reducir nuestras pérdidas quiere decir limitar lo que perdemos cuando nos equivocamos. Para esto lo que debemos hacer es usar siempre un stop loss.

Un stop loss es una orden automática para cerrar nuestra posición si el activo toca determinado precio. Es nuestra estrategia de salida para un trade que no sale como esperábamos.

Y la contracara de esto es dejar correr las ganancias. Aquí hay muchas técnicas que se pueden utilizar. Quizás la más fácil es usar un trailing stop, es decir un stop loss que se va ajustando a medida que vamos ganando.

Esto último es tal vez lo más difícil. Después de todo, los seres humanos estamos diseñados para tomar malas decisiones de inversión. Eso hace que tengamos una tendencia natural a quedarnos con los trades perdedores y cortar las ganancias demasiado rápido.

Una conclusión obvia de este análisis es que para lograr una expectancia positiva debemos ver cómo estimamos la probabilidad de ganar y cómo encontramos operaciones/trades con alta expectativa de ganancia.

Recordá siempre que en definitiva, lo único que importa es “cuánto ganás cuando tenés razón y cuánto perdés cuando estás equivocado.”