Educación Financiera

La importancia de seguir tendencias

Por Miguel Boggiano09/08/22

Operar en el mercado no es para todos. No es una tarea para nada sencilla, pero se puede simplificar si uno sigue las tendencias. Quedate hasta el final que te cuento de qué se trata.

En el mundo de las inversiones, cada uno tiene su manual. Hay quienes utilizan el Análisis Técnico o el Fundamental. Sin embargo, quiero remarcar la importancia que tiene seguir las tendencias, ya que es lo que realmente hacen los precios.

¿Qué significa esto? Lo que se busca es identificar activos que muestren un movimiento de precio en una dirección determinada. El objetivo es operar en ese sentido.

Las explicaciones de los motivos por lo que sube o baja determinado activo, suelen venir después del movimiento del precio. Por eso, lo importante es seguir los precios, más allá del ruido de las noticias. El objetivo es ir con la manada y subirse a la ola. El lema de esta operatoria es “comprar lo que sube y vender lo que baja”.

¿Hay gente que opera según otros patrones, a pesar de que el activo no pare de caer? Sí, pero no es lo recomendable. Una de las reglas básicas en las inversiones es “no intentar atajar los cuchillos cayendo”. Significa que no hay que comprar lo que cae.Simplemente porque no sabemos hasta cuándo puede caer, y corremos el riesgo de perder todo el capital.

Identificar una tendencia no es una tarea simple. Para esto se pueden utilizar distintas herramientas, pero la más simple y efectiva es el uso de las medias móviles.

Veamos un ejemplo con EMB, un activo de bonos emergentes:

Gráfico de EMB, un fondo de bonos emergentes

Como se puede ver a simple vista, la tendencia en EMB es claramente bajista. Hay diferentes técnicas para identificar tendencias, siendo las medias móviles la más simple. En este caso, tenemos al precio por debajo de la media móvil de 50 y de 200.

Invertí mejor estando informado.

Dejanos tus datos, recibí gratis nuestras notas y mejorá tus inversiones.

¿Y qué nos indica una tendencia? Simplemente nos orienta de cara al futuro sobre lo que puede pasar. No es más que una indicación probabilística. ¿Qué quiere decir esto? Que cuando operamos en dirección de la tendencia (comprando lo que sube o vendiendo lo que baja), si bien no tenemos certeza de éxito, lo que tendremos es ventaja probabilística. 

Aproximadamente 2 de cada 10 veces que compremos un activo en caída libre, tendremos éxito y ganaremos dinero. ¿Tiene sentido comprar? La respuesta es no. Pero a la vez eso no imposibilita que alguien compre un activo en caída libre y termine ganando. Simplemente tuvo una suerte parecida al apostador que jugó al 17 en la ruleta y terminó ganando. ¿Deberíamos felicitarlo por “jugar bien”? 

El problema es que nadie en la ruleta se considera habilidoso por acertar un número, pero en los mercados financieros muchos se consideran habilidosos por haber ganado dinero y no pueden identificar que simplemente tuvieron suerte. 

Operar a favor de la tendencia significa dejar de ser un apostador que va al casino y transformarse en el mismo casino, que usa la probabilidad a su favor. 

Además, operar a favor de la tendencia es beneficioso en el largo plazo. Claramente habrá operaciones que serán perdedoras, pero lo importante es poder cuantificar cuánto se gana cuando se gana y cuánto se pierde cuando se pierde.

Lo importante de cualquier inversión es saber de antemano cuál es la pérdida máxima que uno está dispuesto a asumir en caso de que la operación no salga como se esperaba.

Por eso, en caso de que estén comprados en alguna acción que no para de caer, tienen que saber que la tendencia no está de su lado. Además, tienen que definir cuánta plata están dispuestos a perder en caso de que siga bajando.

Para los que estén afuera, la recomendación es la siguiente: no se compra ningún activo que no esté en tendencia alcista. Si quieren hacerlo, pueden. Y tranquilamente les puede ir bien. Pero no están jugando con la probabilidad a su favor. Y hacer eso consistentemente a lo largo del tiempo termina mal.

Una vez más: no hay ventaja probabilística al comprar en tendencia bajista. Se trata simplemente de aplicar lo que funciona en el mercado.

Compartí esta nota ahora: