Acciones

Las locuras de Tesla

Por Agustin Gomez Beret10/09/18

Si hay una compañía en Wall Street que despierta amores y odios como ninguna otra es Tesla. Sus seguidores aseguran que nos encontramos ante una de las firmas del futuro. Sus detractores, por el contrario, señalan que es todo una gran cortina de humo.

Las acciones de la firma muestran un comportamiento errático, con grandes subas y bajas, más parecido a una montaña rusa que al resultado del análisis de inversores racionales que compran o venden según el resultado de un modelo de valuación de activos financieros.

Algunos de estos grandes sacudones estamos viendo nuevamente en los últimos días.

El viernes pasado, luego de conocerse una entrevista radial en la web donde aparecía Elon Musk fumando marihuana y tomando whisky, junto con el alejamiento de uno de sus directivos, las acciones de la firma se derrumbaron un 6,30% (llegaron a estar 10% abajo ese mismo día). Este lunes, sus títulos se recuperaron y subieron un 8,46%.

tsla stock

¿Qué es lo que está pasando con Tesla? ¿Es una buena idea comprar acciones de las compañías? ¿O es mejor apostar en contra?

Como punto de partida, y como en otros momentos sucedía con Apple y Steve Jobs, o Microsoft y Bill Gates, Tesla goza (y sufre) de un fuerte liderazgo de su CEO: hoy en día, Tesla es Elon Musk. Los amores y odios que despiertan su figura, se trasladan al precio de las acciones de la firma.

Por ello, el precio de sus títulos parece estar explicado por las emociones de los inversores más que por elementos racionales que justifiquen la compra o venta de Tesla.

Invertí mejor estando informado.

Dejanos tus datos, recibí gratis nuestras notas y mejorá tus inversiones.

Pero vayamos un poco más allá y analicemos lo que está pasando con la firma con números concretos.

De acuerdo con el reporte de ganancias trimestral presentado ante la SEC, Tesla informó ventas de autos por USD 5,680 millones de dólares para los primeros seis meses de este año, lo que representa un aumento del 40,28% comparado con el mismo período pero de 2017.

El problema es que los costos de las ventas aumentaron un 55,63% comparando primer semestre de 2018 con el año anterior. Como si fuera poco, los costos operativos de Tesla en estos meses aumentaron un 25,14%, respecto de 2017.

En resumen, para el primer semestre de 2018 la compañía informó pérdidas por USD 1.218 millones de dólares. Esto implica un aumento en las pérdidas de la firma de más del 144% comparando siempre con el primer semestre de 2017.

tsla2
tsla

Como conclusión, Tesla es una máquina de perder dinero. Y el principal problema es que sus indicadores empeoran cada vez más en lugar de mejorar. Por esta razón, al menos que cambie dramáticamente sus números, no es una buena idea de compra a largo plazo.

Por otra parte, la alta volatilidad que tienen sus acciones hacen que sea difícil posicionarse correctamente para vender en corto. Recientemente en Alertas Trade, el servicio de suscripciones premium de Carta Financiera, recomendamos la venta corta de Tesla y estamos disfrutando de casi un 27% de ganancias, pero no es aconsejable hacer shortselling con este título sin contar con el asesoramiento adecuado.

Hay algunas posibilidades con opciones que pueden resultar muy adecuadas, pero son bastante complejas y no recomendadas para el inversor con poca experiencia.