Acciones

Nos fue muy mal en junio

Por Miguel Boggiano15/07/19

Como dice el título de la nota, tuvimos un muy mal mes en junio en nuestra estrategia de acciones (“Global Opportunities”). Ustedes ya me conocen y se podrán imaginar el humor que tuve últimamente. En cualquier caso, tener meses malos es parte de cualquier estrategia: nadie puede evitar las caídas y son desagradables pero normales.

En una de las primeras burbujas especulativas de la historia (la “South Sea Bubble”), quien perdió una fortuna fue nada menos que Isaac Newton. Al respecto diría años más tarde: “Puedo calcular la distancia de los cuerpos celestes, pero no puedo calcular la estupidez de la gente”.

Una vez más recomiendo ver la película “La Gran Apuesta” (The Big Short) porque estamos atravesando una situación análoga. En estos momentos hay que tener paciencia extra y visión de mediano-largo plazo.

Muchos piensan que una estrategia de inversión exitosa es aquella que da retornos positivos en todo momento y bajo cualquier contexto del mercado. Eso es mentira. Tal cosa no existe y si alguien les muestra algo parecido, tengan certeza de que es un engaño. Eso es lo que mostraba Madoff.

Las estrategias exitosas son aquellas que, aplicadas sistemáticamente, dan en promedio retornos positivos a lo largo del tiempo. 

Volvamos a lo que pasó en junio, porque quiero compartir con ustedes algunas reflexiones.

Hacía décadas que no teníamos un mes de junio con una suba tan pronunciada...¿los motivos? Una vez más promesas del acuerdo con China y perspectivas de bajas de interés.

Sin embargo, hay distintas señales que alimentan la sospecha cada vez mayor de que estamos en las cercanías de un techo de mercado y fin de ciclo económico. 

En particular, hay tres argumentos que me interesa que tengan en cuenta. 

1.- Divergencia entre el desempeño del S&P 500 y el sector bancario de EEUU.

Al respecto, si tomamos el ETF XLF que mide el desempeño de este sector, veremos que se encuentra lejos de estar haciendo nuevos máximos. Por el contrario, este índice se encuentra en niveles similares a los de un año atrás.

Una situación idéntica se vivió en los meses previos a los techos del año 2000 y del 2007:

Invertí mejor estando informado.

Dejanos tus datos, recibí gratis nuestras notas y mejorá tus inversiones.

2.- Rápido deterioro de la economía

Ya comenté varias veces que la economía mundial comienza a dar señales claras de desaceleración. Lo nuevo, es que las condiciones económicas están empeorando rápidamente.

Esta es una clara “bandera roja” que no debemos pasar por alto.

3.- La suba de este año sólo la explican las mega empresas globales

El grupo 77 empresas de mayor capitalización bursátil -aquellas con capitalización mayor a USD 100.000 millones- es el que está explicando la subida.

De hecho, si tomamos las empresas con market cap menor a USD 5.000 millones, veremos que este grupo está un -5% en lo que va del año.

Lo que marca esto es que la suba no es acompañada por todas las empresas de la bolsa sino que sólo el 15% de las acciones del S&P500 están marcando máximos históricos.

Medido por el ratio Price-to-Sales (Precio sobre Ventas), las acciones de los EEUU se encuentran hoy un 35% más caras que en el techo de la burbuja de las punto com. Si bien esta es una de tantas métricas, la diferencia es abrumadora.

La discusión es si faltan 5 minutos o si estamos en tiempo de descuento para que termine el partido. En cualquier caso, el proceso del techo está muy avanzado.

Insisto: les recomiendo ver la película “La gran apuesta” (The Big Short). Describe con fidelidad otro momento delirante que se vivió sólo hace 10 años en la bolsa de los EEUU. Como se dice siempre, la historia no se repite, pero rima.

Todo esto me deja un sabor agridulce. Porque así como tuvimos un mal mes en junio, tengo muy buenas perspectivas para la segunda mitad del año. 

Después de todo, el año pasado nuestra estrategia terminó +47% y había estado en negativo hasta junio...

No es momento de replegarse; es momento de invertir todavía más en esta estrategia.