Educación Financiera

Preparate para la muerte

Por Miguel Boggiano22/07/18

De la muerte, nadie quiere hablar. Sin embargo, es un hecho que nos alcanzará a todos. ¿Qué pasará con sus bienes el día que ya no estén más en este mundo? ¿Tienen una adecuada planificación para sus herederos o prefieren el estilo de Sampaoli que no busca planificar nada?

Un aspecto de la vida donde hay clarísimas ventajas para quienes planifican, prevén y se organizan, es el patrimonial.

Los principales beneficios de una buena estructuración patrimonial son los siguientes

  • asegurar que los bienes van a ser administrados de modo de cumplir con los deseos y objetivos de sus dueños originales;
  • proteger la privacidad de los propietarios de los bienes en cuestión;
  • reducir el monto de impuestos aplicables al patrimonio tanto en vida del causante como también después de su fallecimiento (nos vamos a detener en esto más adelante);
  • proteger los activos frente a reclamos eventuales de terceros;
  • evitar la inseguridad jurídica propia del país en el cual los dueños de los bienes residieran; y
  • disminuir el riesgo de ser víctimas de ciertos delitos (tales como secuestros, extorsión, robos, etc.).

¿Es legal la planificación patrimonial?

La Corte Suprema de los Estados Unidos ha sostenido que: "cualquier persona puede organizar sus negocios de tal modo que sus impuestos resulten los más reducidos posible; no está obligado a elegir la fórmula más productiva para el Fisco, ni aun existe el deber patriótico de elevar sus propios impuestos, ya que ese proceder no importa violación de la ley, sino impedir el nacimiento de la pretensión tributaria evitando el hecho imponible".

En Argentina, se reconoce la planificación fiscal como actividad lícita. Es un criterio ya aclarado por doctrina y jurisprudencia: “el esfuerzo legítimo del contribuyente de mantener sus impuestos tan bajos como es legalmente posible no merece reprobación.

La mayoría de los contadores argentinos recomiendan liquidar las sociedades offshore. ¿Es este un buen consejo?

En el caso de los residentes argentinos, la mera incorporación de una sociedad offshorehasta el año pasado servía también para diferir el pago del impuestos sobre las ganancias generadas por cuentas de inversión en el extranjero colocadas justamente a nombre de dichas entidades.

Luego del blanqueo y, sobretodo, de la ultima reforma fiscal, muchos contadores comenzaron a recomendar a sus clientes que desarmaran esas sociedades para que sus declaraciones de impuestos fueran “más sencillas”. Como sus clientes habían hecho el blanqueo a titulo personal, al no existir más una ventaja impositiva, tener sociedades offshore “carecía absolutamente de sentido”.

Pero, ¿es realmente así? No.

Existen aún muchas ventajas que justifican el uso de sociedades offshore.

Invertí mejor estando informado.

Dejanos tus datos, recibí gratis nuestras notas y mejorá tus inversiones.

Si un cliente argentino tiene como único objetivo de planificación patrimonial el reducir o diferir impuestos y no le importa en absoluto el tema sucesorio ni ninguno de los demás que hemos mencionado al comienzo (seguridad jurídica, protección patrimonial propiamente dicha, privacidad, etc.), estamos de acuerdo en que no hay muchas opciones más allá de un trust irrevocable o de un fondo de inversión familiar para tener una ventaja impositiva.

Sin embargo, ya vimos que es no es el único objetivo de planificación patrimonial; y una simple sociedad offshore otorga – por lo menos - las siguientes ventajas a quienes las poseen:

  • una sucesión más rápida, barata y privada;
  • un mayor nivel de privacidad ante una posible filtración de información;
  • un mayor nivel de seguridad jurídica; y
  • un mayor nivel de protección frente a terceros.

Para el caso de Argentina, con relación al primero de los puntos mencionados, debemos recordar que, a nivel nacional (Ley 21.839), se han establecido los honorarios de los abogados entre el 8.25% y el 15% del valor real de los bienes. En Ciudad de Buenos Aires, por su parte, los mismos oscilan entre el 8.25% y el 18.75%. En Provincia de Buenos Aires, finalmente, el rango va del 6% al 20% de los bienes a transmitir.

En la práctica, si bien los honorarios suelen ser acordados libremente entre clientes y abogados, en general los mismos oscilan entre un 7% y un 15% del acervo hereditario.

Además de los honorarios de los profesionales intervinientes, al momento de inscribir los bienes a nombre de los herederos hay que abonar la Tasa de Justicia, la cual también varia de jurisdicción en jurisdicción, pero siempre ronda el 1.5% o 2% del valor de los bienes transmitidos cuando los mismos incluyen inmuebles.

En el caso de Provincia de Buenos Aires, finalmente, no hay que olvidarse del nefasto impuesto a la herencia.

En conclusión, sin considerar el tiempo que demora la sucesión en uno y otro caso y algunas otras cuestiones, mantener los activos a nombre de una sociedad offshore está más que justificado por una cuestión sucesoria.

Este martes 24 de julio a las 19hs de la Argentina vamos a tener un Webinario exclusivo para los Miembros del Club de Carta Financiera con Martin Litwak, especialista en estos temas.

Martin es fundador y socio principal de la firma @LitwakPartners, una boutique de servicios legales especializada en fondos de inversión, finanzas corporativas, planificación patrimonial internacional, intercambio de información y amnistías fiscales. Es autor del libro “Como protegen sus activos los mas ricos (y por que deberíamos imitarlos)”.

Les dejo mi participación en el programa de Maxi Montenegro por A24 en el que tuve una fuerte discusión con el lider piquetero de "Barrios de Pie":