Acciones

¿Qué es Vender en Corto?

AvatarPor Agustin Gomez Beret18/07/17

En este artículo nos propondremos intentar explicar de una manera simple, clara y concisa, qué es y cómo funciona la venta corta.

Para ello, nada mejor que comenzar por el principio. Vale la pena recordar entonces que las tres operaciones típicas del mundo financiero son la compra, la venta y la venta corta.

Cada uno de nosotros podemos comprar un activo y luego venderlo, o podemos “ir short” en ese activo.

Las operaciones de compra y venta no revisten mayores dificultades, ya que cotidianamente nos encontramos comprando y vendiendo distintos tipos de bienes y servicios, por lo que estos conceptos resultan, al menos, mucho más familiares para nosotros.

En un contexto financiero, estas son las dos operaciones clásicas, y en general se encuentran concadenadas (primero compro y luego vendo lo que compré antes).

A modo de ejemplo, si pensamos que de acá a 6 meses las acciones de Apple van a subir, lo que haremos es comprar hoy una cierta cantidad de acciones de la firma y, pasado ese tiempo, las vendemos.

Pero, ¿qué pasa si creemos que el precio de las acciones de esta u otra compañía va a bajar?

Bueno, si tenemos estas acciones en nuestro portafolio, las vendemos (claro está, porque las teníamos compradas de antes), ya que no quisiéramos tener en nuestro poder activos que van a perder valor.

¿Y si no tenemos acciones para vender? ¿Qué podemos hacer?

Aquí es donde entra en escena la venta corta.

Vender en corto es una manera de apostar a que el precio de un activo va a bajar. Es decir, es una operación que nos permite obtener una ganancia si el precio de ese activo pierde valor durante un período determinado de tiempo.

Técnicamente podríamos definirla como la operación por la cual tomamos en préstamo una cierta cantidad de un activo financiero de un tercero y la vendemos en el mercado, para luego recomprar ese mismo activo en igual cantidad y devolverlo a su dueño original en una fecha futura.

¿Todavía suena complicado? Estoy seguro que un ejemplo nos va a aclarar el panorama.

Imaginemos este escenario:

Las acciones de Apple se encuentran cotizando a USD 145 por acción y tenemos a estos tres inversores:

1) Juan, que piensa que el precio de las acciones de Apple va a caer fuertemente, pero no tiene ninguna acción comprada (no puede vender pero quisiera hacerlo).

2) Roberto, que tiene acciones de Apple como inversión de largo plazo y no le interesan los cambios en el precio de la acción en el corto / mediano plazo.

3) Marcelo, que piensa que el precio de las acciones de Apple va a subir y quiere comprar acciones de la firma.

Como decíamos, Juan quiere vender Apple pero no puede porque no tiene acciones de esta compañía en su poder.

¡Esto es solo un extracto! Para acceder a todas nuestras notas, registrate en forma gratuita en nuestro "Plan Free".

Me quiero registrar