Commodities

¿Qué está pasando con el oro?

Por Miguel Boggiano15/08/21

El oro fue una de las estrellas del 2020, dado el gran rendimiento que tuvo. Este año lleva una caída de más del 5%, que sorprendió a muchos. ¿Qué variables afectan su precio y qué puede pasar en el futuro? En esta nota, todos los detalles.

En el siguiente gráfico podemos ver el precio del oro:

En 2020 tuvo un rendimiento del 25%. Este año, esa dinámica alcista se frenó y lleva una caída del 6%. 

Tasas de interés

El oro, como es sabido, tiene una relación muy estrecha con las tasas reales (tasas de interés ajustadas por inflación). Cuando dichas tasas suben, el oro suele caer. De manera contraria, cuando bajan, el oro suele subir.

En el siguiente gráfico podemos ver ambos comportamientos (la tasa está invertida)

En los últimos meses, las tasas de interés nominales aumentaron de manera más rápida que la inflación, afectando la posible suba del oro. Pero esa tendencia podría cambiar pronto. La inflación parece estar recalentándose y si eso pasa las tasas reales caerán, mejorando la performance de este metal.

Deuda global y déficits

La nafta perfecta para que suba el oro no deriva únicamente de la emisión que hubo desde el Covid, sino en la deuda mundial. La deuda total global soberana tiene tal magnitud que no se podrá repagar subiendo impuestos.

Veamos el caso de la Unión Europea, donde se analiza la deuda sobre el PBI:

Invertí mejor estando informado.

Dejanos tus datos, recibí gratis nuestras notas y mejorá tus inversiones.

En lo que respecta a Estados Unidos, otro factor importante al que hay que prestarle atención es a su déficit fiscal. Actualmente, se estima que el déficit de 2021 será de USD 2.300B, un poco menos que el total del año pasado. Sin embargo, esto no incluye el paquete de estímulo de USD 1.900B aprobado recientemente por el Congreso.

Veamos la relación del déficit de los EEUU y el precio del oro:

Hay una relación directa: a mayor déficit, mayor el precio del oro. Como podemos ver, recientemente ha quedado rezagado.

¿Cómo se soluciona el problema de los déficits y la deuda global? No hay otro camino que monetizar esa deuda, ya que no van a poder pagarla de otra manera. ¿Qué pasaría ante tal monetización? Una de las consecuencias más temidas es la inflación, por lo que el oro se vería beneficiado.

Factores de la caída reciente

El lunes 9 de agosto el oro llegó a caer más de un 4%, tocando mínimos de más de 4 meses. Luego de eso, recuperó buena parte de la caída. 

Los datos de inflación y empleo golpearon al oro. ¿Por qué se da esto? Como la inflación y el empleo fueron resultados positivos, en concordancia con lo que esperaba el mercado, el oro se vio perjudicado. La cara de la misma moneda: el dólar (medido por el índice DXY) se fortaleció.

Al haber expectativas de una recuperación del mercado, la Reserva Federal no va a mantener eternamente los estímulos monetarios ni las tasas de interés por el piso, como se encuentran ahora.

Conclusión

El oro ha tenido, recientemente, volatilidad con los datos positivos que llegaron desde Estados Unidos y su futuro cercano es incierto.

Ha tenido una corrección normal y saludable. Pero mirando el largo plazo, la situación global de la deuda y los déficits, se generan enormes expectativas alcistas para el oro. 

Nadie sabe cuándo se desencadenará el problema de la deuda, aunque lo que sí sabemos es que el oro tiene todos los condimentos para ser una gran inversión.