Bonos

Qué están haciendo los que tienen bonos corporativos

Por Miguel Boggiano03/09/17

Tener bonos se está volviendo silenciosamente más riesgoso. A pesar de la mejora de la economía a nivel mundial y de un flujo de dinero inverosímil hacia el mundo de los bonos, los datos estadísticos sugieren que hay altas chances de se empiecen a ampliar los spreads. Hay chances de que aumente prontamente el riesgo de los bonos, lo que implicaría una caída en su cotización.

El spread es la diferencia entre lo que rinden los bonos corporativos y lo que rinden los bonos del Tesoro; al tener spreads históricamente bajos, el mercado se encuentra en una situación de complacencia que siempre precede a lo inesperado.

Hoy los bonos corporativos BBB están operando con los spreads más ajustados que se tenga registro, a 100 puntos básicos del promedio histórico. Con bonos que son más riesgosos como los “high yield” (antes llamados junk bonds), la misma historia de “achicamiento de spreads” se aplica, pero con todavía un diferencia más grande entre los spreads actuales y los promedios históricos.

Las cantidades de defaults han caído desde el revuelo del mercado petrolero de hace unos años, con lo que debería haber aún más mejoras económicas y de perspectivas para seguir empujando los spreads a mínimos de todos los tiempos.

Spread de bonos corporativos BBB vs bonos del Tesoro de los EEUU:

BBB

Spread de bonos High-Yield vs bonos del Tesoro de los EEUU:

HY

El hecho de que los spreads estén en mínimos históricos hace que buscar una alternativa tenga más sentido. Cuando se está invirtiendo en bonos BBB o High-Yield, se está obteniendo muy poco retorno extra por el riesgo asumido.

Entonces, ¿qué puede ser una buena alternativa a los bonos corporativos? Creo que tiene que tener tres características:

Invertí mejor estando informado.

Dejanos tus datos, recibí gratis nuestras notas y mejorá tus inversiones.

  1. Un retorno que sea equivalente al de los bonos del Tesoro de los EEUU sumado al spread con los bonos corporativos.
  2. Un retorno que no esté correlacionado con una eventual ampliación de spreads.
  3. Un riesgo que sea contenido.

Managed Futures es justamente esta alternativa que se puede emplear sin necesariamente tener que salir de los bonos. ¿Cómo sería?

Quienes tienen bonos corporativos BBB o High-Yield, están obteniendo un rendimiento extra al de los bonos del Tesoro de los EEUU por el riesgo asumido. Ese rendimiento extra es justamente el spread del que veníamos hablando.

La alternativa sería vender esos bonos BBB o High-Yield, comprar bonos del Tesoro y buscar el diferencial de rendimiento con una estrategia de Managed Futures, usando a los bonos del Tesoro de los EEUU como garantía para la estrategia.

¿Qué ventajas tenemos?

  1. Estas estrategias no tendrán correlación con lo que suceda con los bonos corporativos.
  2. Si se produce algún evento sorpresivo, es altamente probable que la estrategia de Managed Futures pueda sacar provecho de la situación.
  3. Se reducirá el riesgo crediticio de tener bonos.

Por último, le dejo dos gráficos que deberían atraer la atención de cualquier persona que quiere defender y hacer crecer su patrimonio:

Comparación del rendimiento de Managed Futures y S&P500 en las últimas cinco grandes crisis de los últimos 30 años:

Crisis_MF

Comparación de cuánto dinero tendría a diciembre del 2016 alguien que invirtió U$S 1000 en el Dow Jones y en Managed Futures en el año 1984:

MF_DJI