Acciones

S&P 500: La historia indica que ahora debería caer

Por Miguel Boggiano17/02/19

La bolsa de los Estados Unidos ha mostrado una fuerte recuperación en lo que va de 2019. Sus principales índices (S&P 500, Dow Jones y Nasdaq) cerraron la semana pasada cotizando por encima de sus medias móviles de 50, 100 y 200 jornadas. La calma parece haber vuelto a Wall Street.

Sin embargo, la evidencia histórica muestra que hay grandes probabilidades de una nueva caída hasta los mínimos de diciembre en el futuro cercano.

Al respecto, en una nota de Steve Blumenthal para On my Radar (en base a un estudio realizado por Bryce Coward) se detectó que en todas las caídas de la bolsa de un 15% o más después de la Segunda Guerra Mundial, se observaron luego rebotes que duraron entre 1 y 74 días, con recuperaciones entre 20% y 90%.

Lo importante del estudio, es que en todos los casos la bolsa volvió a caer, por lo menos, hasta el mínimo original.

En la tabla anterior, se destacan en verde tres casos en los que la recuperación duró más días que el rebote actual, y tres otros casos donde la bolsa recuperó más de un 75% de su caída original.

Como se puede observar, del estudio se desprende que las probabilidades de una nueva caída del S&P 500 son altas.

De hecho, de no suceder sería una anomalía histórica.

Por otra parte, debemos tener presente que también hay también varias señales que indican que difícilmente la subida se mantenga por mucho tiempo más.

En primer lugar, es importante destacar que no sólo hemos visto una suba del mercado, sino una fuerte baja en la volatilidad desde los niveles de pánico vistos a finales de 2018.

Invertí mejor estando informado.

Dejanos tus datos, recibí gratis nuestras notas y mejorá tus inversiones.

Índice VIX y posición del smart money

Lo que nos muestra el gráfico anterior es que actualmente el llamado dinero inteligente ("smart money") está esperando un fuerte aumento de la volatilidad, de la misma manera que sucedió el año pasado antes de la fuerte caída de la bolsa.

En caso de que ello suceda, tendrá un impacto negativo en el mercado de acciones, tal y como hemos visto en 2018.

Por otra parte, debemos recordar que las valuaciones de las acciones continúan en niveles astronómicos, en un contexto de reducción de liquidez.

Índice Whilshire 5000 / GDP Ratio

El indicador Stock Market Cap-to-GDP, nos muestra la relación entre el mercado de acciones y el PBI de una economía.

En el caso de EEUU, podemos ver que hoy está en niveles cercanos previo al crash del 2000.

En un contexto marcado por un mercado de deuda desbocado, activos sobrevalorados, crecientes déficit fiscales en numerosos países, y bancos centrales aferrados a reducir el exceso de circulante monetario, es importante estar posicionados de manera adecuada para evitar perder nuestro capital.

Como si todo esto fuera poco, la economía mundial está empezando a dar muestras claras de estar desacelerándose. Basta sólo mencionar los casos de Alemania y China, que sin dudas pueden desencadenar una baja de los activos de todo el mundo.

Por todo ello, deberían considerarse seriamente estrategias defensivas y especialmente diseñadas para poder "surfear la ola" de la mejor manera posible.