Acciones

Tesla es Enron pero con ruedas

Por Miguel Boggiano23/09/18

Días atrás publicamos una nota titulada " /las-locuras-de-tesla/ ". En esta nota destacamos la dualidad amor-odio que gira alrededor de esta enigmática compañía. La realidad es que Tesla está sobrevaluada y eventualmente sus acciones se desplomarán. ¿Cómo podemos concretamente ganar con esta caída? ¿Cuál es la estrategia más inteligente para implementar?

Entre 1996 y 2001, Enron fue nombrada la “Compañía más innovadora de los Estados Unidos”. Con un aumento incesante de sus acciones, una exagerada y compleja contabilidad, se oscureció la verdad que pocos vieron: Enron valía cero. A fines de 2001 ese era el valor al que se comercializaba. ¿Será Tesla la próxima Enron? Veamos sintéticamente que está mal con Tesla.

Hoy Tesla es una de las acciones más publicitadas en este contexto de mercado alcista empujado por las empresas tecnológicas.

TSLA_CHart

Las acciones de Tesla, multiplicaron por diez su valor en los últimos cinco años. Pero no solo eso: utilizando métricas de valuación como los múltiplos de ventas y de valor libros, vemos que Tesla está valuada muy por encima de lo que cotizan sus pares:

Comparado_TSLA

Al ver semejante diferencia entre Tesla y el resto de las automotrices, no podemos dejar de preguntarnos: ¿Qué está pasando con Tesla?

Como ha ocurrido en otros momentos de la historia, el fuerte liderazgo del CEO de la compañía puede definir su rumbo. Cabe recordar a Steve Jobs en Apple y a Bill Gates en Microsoft, para comprender como el amor (o el odio) que estas figuras pueden despertar en la gente se traslada de manera casi inmediata al precio de las acciones de la firma. Hoy Tesla es Elon Musk.

El actual referente de Tesla, es indudablemente un hombre inteligente, aunque con cierta incapacidad de decir la verdad. En los años que posee Tesla, han sido numerosas las ocasiones en las que Musk ha capturado la atención del mercado a través de un marketing escandaloso.  La euforia creada en torno a Tesla  parecía justificar cualquier precio de sus acciones por más irracional que fuese su valor.

Invertí mejor estando informado.

Dejanos tus datos, recibí gratis nuestras notas y mejorá tus inversiones.

Sin embargo cuando miramos un poco dentro de la empresa, nos encontramos con un armazón “lleno de nada”. La compañía pierde alrededor de USD 1 billón por trimestre, y viene acumulando pérdidas de forma sostenida desde 2006. En todos sus niveles del cuadro de resultados, expone muy pobres métricas:

(i) Un margen bruto muy lejos de ser de los mejores de la industria e incluso por debajo del promedio (Tesla opera con 18.9% de margen bruto cuando la industria lo hace a razón del 22,55%)

(ii) Un resultado operativo que desde sus comienzos hasta la fecha ha sido recurrentemente negativo (la industria en su totalidad opera con márgenes operativos positivos).

(iii) No tiene ratio de cobertura dado que no genera resultados con los cuales cubrir los intereses que la deuda le genera.

Mientras el mercado estuvo con “bullish sentiment”, la euforia por Tesla  parecía justificar prestarle dinero a una compañía que no demostraba capacidad para devolverlo. Su deuda ha crecido en promedio al 26% anual desde 2006. Sin embargo “todo cae por su propio peso”. Entrado 2018, Moodys degradó la categoría de bonos de Tesla a “Junk Bond”.  El mercado comienza a ver a Tesla como lo que es: “una caja vacía” y el punto es que eventualmente la financiación externa se acabará.

Para empeorar el panorama de Tesla, se suma que la empresa no posee una tecnología real propia y sus insumos críticos son provistos por Panasonic, quien vende abiertamente a cualquiera. Como si esto no fuera poco, la compañía se encuentra bajo investigación de la SEC por no menos de 5 diferentes cargos, y el mercado de vehículos eléctricos empieza a mostrar una masiva competencia. Audi, BMW, Volvo, Mercedes, GM, VW, entre los más destacados, están avanzando ferozmente sobre el segmento de mercado de autos eléctricos.

Todos estos hechos, sugieren que Tesla tiene una valuación irracional y hasta el día de la fecha los accionistas parecen continuar felices con el impulso aún alcista de sus acciones. Es cuestión de tiempo hasta que sus accionistas perciban que “Tesla es Enron pero con ruedas”, y sus acciones se desplomen.

¿Cómo podemos concretamente ganar con esta caída? ¿Cuál es la estrategia más inteligente para implementar?

Para esto elaboramos un informe especial con una estrategia puntual para aprovechar la caída que esperamos en Tesla. Es el Informe de Tesla que Elon Musk no quiere que lean. Pueden obtener en el mejor escenario, una ganancia del 400%.

Están a un paso de conocer la estrategia operativa para invertir contra Tesla. A través de este informe detallado les voy a contar en primera persona dos escenarios posibles y los pasos a seguir en cada uno de ellos para ganar dinero en contra de Tesla.