Commodities

Cómo ganar más con la suba del oro

Por Miguel Boggiano16/11/21

El oro, luego de los datos de inflación récord en EE.UU, comenzó a despertarse. En caso de consolidarse la suba del metal, hay un ETF que podría verse sumamente favorecido. Quedate hasta el final que te explico todo.

Un ETF es un fondo de inversión que cotiza en la bolsa. Se comercializa de igual manera que las acciones y suelen replicar diferentes instrumentos, tales como índices (S&P, Nasdaq), commodities (oro, petróleo, soja), y otros.

Comprar una participación de un ETF es equivalente a comprar, en una sola operación, todas las acciones que componen dicho índice de referencia. Esta es la principal ventaja, ya que permite diversificar fácilmente y a un costo mucho menor.

El oro, no ajeno a ello, tiene varios ETFs relacionados. El primero y principal, es el GLD, que replica el comportamiento del metal. Está respaldado por lingotes reales que permiten exponerse de manera directa al oro.

Por otro lado, se encuentra el VanEck Vectors Gold Miners ETF, conocido por su ticker GDX. Este fondo es uno de los más líquidos del mercado y cotiza en la bolsa de los EE.UU desde hace más de 15 años. Replica el comportamiento de un índice denominado NYSE Arca Gold Miners, que mide el desempeño de las principales empresas de la industria de la minería de oro.

Veamos cómo le ha ido en los últimos años y su comparación con el precio del oro:

En línea naranja tenemos el GDX y en línea azul, el precio del oro. En los últimos años, el ETF de las mineras de oro ha tenido una mejor performance. Lo que suele suceder es que, en períodos en los que el oro sube, GDX sube más, y viceversa. Al final te cuento por qué.

Composición y características

GDX está compuesto, actualmente, por 55 acciones que buscan replicar el índice de mineras de oro. Esto implica que el fondo no tiene efectivo, bonos u otros instrumentos.

Invertí mejor estando informado.

Dejanos tus datos, recibí gratis nuestras notas y mejorá tus inversiones.

Hay 10 compañías que representan más del 60% del fondo:

Está segmentado geográficamente así, con Canadá y EE.UU que representan más del 60% de sus activos:

GDX se considera una inversión especulativa. Eso lo hace muy adecuado para inversores sofisticados que se sientan cómodos con el riesgo. 

Su principal impulsor son las ganancias de las empresas mineras de oro. Y la variable más relevante que afecta las ganancias a corto plazo es el precio del oro, algo que es notoriamente difícil de predecir debido a su falta de flujo de efectivo y a los vaivenes del metal.

El oro, normalmente, rinde bien durante períodos de incertidumbre financiera e inflación, y cuando las tasas reales de interés bajan. Esta situación pareciera ser la actual, en la que la inflación es claramente superior a la tasa nominal, lo que provoca que la tasa real sea muy baja.

Además, las empresas mineras tienen una particularidad. Sus ganancias están ligadas íntimamente al precio del oro y tienen costos fijos de extracción, lo que genera que sus márgenes, ante un pequeño aumento del precio del oro, puedan verse sumamente favorecidos. 

Veamos el siguiente ejemplo:

Supongamos que el precio del oro es de USD 1800 la onza, y el costo fijo de extracción es de USD 1500. Si el precio del oro aumenta a USD 2100, eso implica que el margen de ganancia se duplicará, pasando de 300 a 600 dólares, ya que el costo de extracción se mantiene constante. De manera análoga, una caída en el precio del oro perjudicaría en demasía los márgenes de las empresas.

Es por eso que, en caso de ser optimistas con el oro y amantes del riesgo, invertir en GDX puede ser una gran alternativa, sin olvidar, como siempre, los riesgos que conlleva.